martes. 16.08.2022
FONDOS EUROPEOS

Las salas de cine recibirán cerca de 700.000€ para modernizar y digitalizar el sector

La CARM ha convocado estas ayudas cuyo plazo de ejecución concluye el 30 de septiembre de 2023

Los fondos se destinarán a sufragar inversiones en proyectos de innovación, funcionamiento digitalizado y sostenible, creación y fidelización de públicos, así como adaptación a los nuevos hábitos de consumo.

La consejería de Cultura, a través del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, ha convocado ayudas a las salas de cines de la Región, por importe de 697.000 euros, con el objetivo de fomentar, modernizar y digitalizar este sector. Para ello, estos fondos se destinarán a sufragar inversiones en proyectos de innovación, funcionamiento digitalizado y sostenible, creación y fidelización de públicos, así como adaptación a los nuevos hábitos de consumo audiovisual.

 

El consejero, Marcos Ortuño, que se reunió con los empresarios del sector para informarles sobre la convocatoria, explicó que “la actividad cinematográfica y audiovisual es un sector estratégico de nuestra cultura y de nuestra economía, lo que hace necesaria la estrategia del Gobierno regional de apoyo y promoción al sector audiovisual, que se está llevando a cabo a través de cuatro grandes líneas: la Film Commission, ayudas a la producción audiovisual, la red de festivales de cine de la Región de Murcia, y la exhibición y divulgación de films por parte de la Filmoteca Regional”.

 

“Nuestra voluntad es colaborar con los empresarios de la Región para que avancen en esta transformación, con un salto cualitativo, principalmente orientado a favorecer la accesibilidad universal, la sostenibilidad y el apoyo a la transición digital de nuestros cines, tal y como demandan los nuevos públicos, cada vez más exigentes”, recordó Ortuño, quien subrayó que “queremos ayudar a ‘devolver’ a las salas de cine un público cuya afluencia ha descendido a raíz de la pandemia, y que se desarrollen nuevos enfoques de la experiencia de consumo audiovisual”.

 

En este sentido, en el encuentro de trabajo con los propietarios de las salas se ha analizado la situación actual del sector tras la crisis de la COVID-19, que ha desafiado los modelos de negocio tradicionales de la explotación audiovisual.

 

Por un lado, se produjo un incremento más que notorio del consumo audiovisual a través de plataformas digitales, y por otro, el impacto de los cierres forzosos por la pandemia, las limitaciones de aforo y la postergación de estrenos importantes en las salas cinematográficas, que debilitó la situación de estas empresas. Además, el subsector de la exhibición, cuyos ingresos dependen de la venta de entradas y la participación del público, fue uno de los más perjudicados por la crisis sanitaria.

 

El consejero recordó que esta convocatoria, que se produce por primera vez, “supondrá una inyección económica muy importante para sufragar inversiones en proyectos de innovación, funcionamiento digitalizado y sostenible, creación y fidelización de públicos y adaptación a los nuevos hábitos de consumo audiovisual”.

 

La resolución que regula las ayudas, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea Next Generation EU, establece que las nuevas inversiones deben estar vinculadas a tres ejes de acción.

 

Por un lado, pueden dirigirse a la digitalización y aplicación de nuevas tecnologías a la actividad de las salas de exhibición; con actuaciones de comunicación y marketing digital, actualización de sistemas de venta de entradas, modernización de sistemas digitales de proyección, audio y conectividad, entre ellos los vinculados a la exhibición dirigida para personas con discapacidad y aplicación de inteligencia artificial y técnicas que permiten analizar, procesar y gestionar conjuntos de datos.

 

Un segundo eje se centra en medidas de desarrollo sostenible e impacto medioambiental positivo, con gastos subvencionables relacionados con la mejora de la sostenibilidad, eficiencia energética o la economía circular.

 

El último eje hace referencia a la fidelización y captación de públicos, e innovación en la programación y circulación de producciones europeas, entre las que se cuentan prácticas y procesos de promoción y fidelización de públicos innovadores, por salas o por redes de salas.

 

El importe máximo a percibir de las ayudas vendrá determinado por el número de pantallas de que disponga cada sala. La ayuda concedida no podrá superar el 80% del coste total del proyecto y el plazo de ejecución de actividades concluye el 30 de septiembre de 2023.

Las salas de cine recibirán cerca de 700.000€ para modernizar y digitalizar el sector
Comentarios