miércoles. 24.07.2024

El fin del mandato de José María Albarracín al frente de la patronal CROEM, provocará un efecto dominó en la representación empresarial, ya que la persona de consenso elegida para dar el relevo es Miguel López Abad, quien tendrá que dejar la presidencia de la Cámara de Comercio de Murcia.

Este paso de López Abad obligará a la entidad cameral a buscar un nuevo presidente, en este caso presidenta, ya que que será la ejecutiva empresaria Miriam Fuertes, vicepresidenta de la Cámara, la persona que liderará la transición en este año y poco que resta para las nuevas elecciones de la institución.

El paso adelante de Fuertes será temporal, movido por su compromiso de responsabilidad con la Cámara y en las circunstancias actuales, después dejará vía libre para el proceso electoral.

El relevo en CROEM se formalizó este jueves cuando López Abad presentó su candidatura a presidir la patronal. Abad lo anunció públicamente en la gala 'La noche de la economía' de la Cámara de Comercio en la que se entregaron sus premios anuales, "este acto será seguramente mi despedida como presidente de la Cámara".

El calendario de CROEM pasa ahora por anunciar el próximo lunes 10 la presentación de una única candidatura, del consenso como quería Albarracín, por lo que López Abad tiene vía libre para ser proclamado en la asamblea electoral del 20 de junio presidente de CROEM.

El relevo cuenta con el respaldo del presidente Fernando López Miras, que en la misma gala de los premios de la Cámara 'bendijo' el relevo de consenso y al candidato, "lo hago de corazón y de cabeza", explicó.

López Abad presidirá CROEM y Miriam Fuertes liderará la transición en la Cámara