jueves. 18.07.2024

Este jueves comienza el debate de la moción de censura contra el alcalde de Murcia, José Ballesta, presentada por el grupo municipal del PSOE con el ya anunciado apoyo de Ciudadanos. Esta moción de censura forma parte del pacto que pretendía derrocar también al presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, para instaurar en la presidencia a la hasta entonces consejera de Empresa, Ana Martínez Vidal.

 

El acuerdo inicial comprendía que los diputados autonómicos del PSOE harían presidenta a Martínez Vidal, mientras que los concejales de Cs harían alcalde al socialista José Antonio Serrano.

 

Finalmente, el presidente autonómico logró tumbar el movimiento gracias al apoyo de tres diputados de Ciudadanos a los que integró en su equipo de gobierno: Isabel Franco (que ya era vicepresidenta), Francisco Álvarez, nuevo consejero de Universidades, y Valle Miguélez, nueva consejera de Empresa.

 

No parece que vaya a tener la misma suerte el alcalde Ballesta, pues los concejales de Cs se han mostrado firmes en su decisión llevar a cabo el cambio de signo político municipal, que llevaba gobernado por los 'populares' desde hace 26 años (1995). Si no hay cambios de última hora, José Antonio Serrano será el sexto alcalde de Murcia en democracia, sucediendo a José María Aroca Ruiz-Funes (PSOE, 1979-1983), Antonio Bódalo (PSOE, 1983-1987), Pepe Méndez (PSOE, 1987-1995), Miguel Ángel Cámara (PP, 1995-2015) y el propio José Ballesta (PP, desde 2015).

 

TENSIÓN. El doble acuerdo entre PSOE y Cs para el cambio de gobierno en la comunidad autónoma y en el ayuntamiento de Murcia culminaba un periodo de tensión en el Consistorio murciano que comenzó en el año 2019, cuando se llevó a cabo una coalición entre Ciudadanos y el PP para formar gobierno y que convirtió al líder municipal 'naranja', Mario Gómez Figal, en primer teniente de alcalde y concejal de Fomento.

 

Gómez Figal comenzó una labor de fiscalización de las cuentas y los contratos públicos que ha provocado diversos encontronazos entre los dos partidos del Gobierno municipal, que tuvieron su punto culminante cuando el edil presentó varios 'gigas' de información a la Fiscalía, a lo que respondió el PP con una querella acusándole entre otros delitos de revelación de secretos. Dicha acción penal, junto con la "corrupción" en el seno de la autoridad municipal por el 'caso vacunas' fue el principal argumento esgrimido por Martínez Vidal para presentar la doble moción de censura en San Esteban y La Glorieta.

 

En los últimos días, José Ballesta se ha mostrado dispuesto a retirar esta demanda en un intento a la desesperada de frenar la 'revuelta', un ofrecimiento que "llega tarde" según Ciudadanos y el PSOE. Además, diversas autoridades del Partido Popular exigieron a Ciudadanos, tras la moción de censura fracasada en la comunidad autónoma, que el voto de censura del ayuntamiento fuese retirado.

 

Este miércoles ha tenido lugar una marcha en coche por las calles de la ciudad para mostrar apoyo al alcalde Ballesta. Según los organizadores, en la misma han participado más de medio millar de vehículos. No obstante, todo hace pensar que la moción, esta vez sí, saldrá adelante y que Ballesta se verá obligado a retirarse de la política.

Moción de censura, capítulo 2