martes. 27.09.2022
Juego Responsable

María González: "Si aspiras a llegar a la cima, con trabajo diario y formación, se consigue"

La brecha salarial, la desigualdad en el número de puestos de responsabilidad, el desequilibrio en el reparto del cuidado de los hijos y las tareas del hogar son solo algunos de los fundamentos sobre los que se sostiene el denominado techo de cristal

María González, directora general del grupo Murciapuesta que engloba a la nacional Aupabet y las regionales Apuestas de Murcia y Apuestas de Andalucía, es un gran ejemplo para que otras mujeres no tengan miedo, ni pongan freno en su futuro laboral hacia el éxito.

 

Tiene 34 años y es una orgullosa lorquina de nacimiento, lleva trabajando desde el comienzo en la compañía de la que hoy día es directora, ha pasado por distintos cargos dentro del grupo hasta llegar a la cima, algo sin duda digno de honor dentro del sector del juego. Un sector predominantemente masculino.

¿Qué como lo ha hecho y cuál es su experiencia? Nos lo cuenta en esta interesante entrevista.

 

Tu carrera se centra en un sector conformado en su mayoría por hombres, ¿te has sentido alguna vez discriminada?

Es cierto que es un sector tradicionalmente masculino, pero afortunadamente cada vez somos más las caras femeninas que lo van representando; de hecho, actualmente, no soy la única directora general de una empresa de juego.

 

Afortunadamente, he tenido la suerte de sentirme arropada en todo momento, tanto por el personal como por los accionistas de la sociedad, así como principales proveedores; ofreciéndome en todo momento los conocimientos de los que carecía.

 

Ser directora general de una gran empresa no es tarea fácil, ¿cuáles dirías que han sido las claves de tu éxito?

Más bien deberían responderte a esa respuesta los que confiaron en mí para que ocupase el puesto; desde luego que ha sido un factor muy importante el poder contar con personas que han creído en mi capacidad y han sabido potenciar mi talento.

 

La clave radica en haber empezado desde abajo; adquiriendo los conocimientos básicos del sector y conociendo muy bien la estructura interna y de funcionamiento de la organización; y con eso, ya tenía buena parte del trabajo interiorizado; sumado a mi formación académica, mi carácter y mi dedicación, hasta el punto de no mirar ni el calendario ni el reloj.

 

¿Cuáles dirías que son tus puntos fuertes a la hora de ejercer la dirección?

Lo más valioso es la capacidad de visión global del negocio, siendo capaz de desgranar y distribuir las responsabilidades a cada responsable de área; así como confiar en la humanidad como eje en la gestión diaria.

 

A nivel personal: constancia, compromiso y perseverancia; valores que me ha aportado el deporte que practico a diario y que aplico también en mi ámbito laboral.

 

¿Cuál es tu mayor desafío hoy en día?

Esta pandemia ha cambiado las reglas del juego, así que mi mayor reto es lograr la formación y agilidad para todos los empleados del grupo con el fin de lograr adaptarse a esas nuevas condiciones para llegar a la planificación estratégica marcada, intentando siempre crear cierto valor añadido en una sociedad que no nos lo está poniendo fácil.

 

¿Cómo ves el papel de las mujeres en el desarrollo de las empresas de la Región?

Es curioso, según el índice ClosinGap, más del 35% de las empresas necesitarían una igualdad real en su estructura laboral; y otros índices, manifiestan que solo el 12% de las mujeres obtienen puestos de la dirección general e instituciones empresariales. Creo que eso aún nos da una idea del camino que aún nos queda por recorrer.

 

Afortunadamente, existen asociaciones de mujeres empresarias y directivas que hacen una gran labor para que las mujeres murcianas cada vez podamos aportar más al tejido empresarial murciano.

 

¿Qué es lo que más le gusta del sector del juego?

Es un mundo sorprendente, complejo, y apasionante; atractivo por su simple nomenclatura y complejo por su funcionamiento.

 

Es un sector en el que entran en juego muchos detalles; y siempre queda alguno por conocer, y esa es la clave para mí, el querer saber cada día un poquito más.

 

Se dice en nuestro sector que el apostador, sobre todo el que juega en directo, siente la apuesta, la vive; y parece que es lo que me ha pasado a mí con el sector.

 

¿Alguna vez pensó que estaría en el puesto que ocupa?

Para nada.

 

No es algo habitual, sobre todo siendo tan joven; y nunca creí que me brindarían la oportunidad de desarrollarme en el ámbito de la dirección del grupo empresarial en el que trabajaba, en aquel momento, en el departamento de administración.

 

Ni siquiera fue algo en lo que llegué a pensar, hasta que el Consejo de Administración me lo planteó, y, aun así, tuve muchas dudas.

 

Podrías hablarme de tus motivaciones y tu fuente de inspiración

Mi motivación proviene de la admiración a los profesionales que llevan toda la vida en el sector; les escucho y pienso: “Quiero saber tanto como ellos”. Cómo les digo a los que trabajan conmigo, si cada día aprendes algo nuevo o mejoras algo que ya conocías, dentro de un año habrás aprendido o mejorado en 253 puntos.

 

Siempre tengo la motivación de progresar, es en lo que reflexiono cada vez que salgo a correr; el ritmo no es lo más importante, sino seguir avanzando, seguir sumando kilómetros, ser constante y si hoy no ha podido ser, mañana seguro que se consigue.

 

Y esa filosofía la aplico en mi trabajo; mis proyectos son como una carrera, por eso, cada día intento añadir kilómetros a mi andadura laboral para llegar a la meta.

 

¿Qué consejos le darías a una mujer con talento que aspira a ocupar puestos de dirección?

Formación y constancia, esa es la clave.

 

Si realmente se aspira a llegar a la cima, con trabajo diario y con la formación necesaria, al final se consigue. Pero llegar no es un camino fácil, y mantenerse en un puesto directivo requiere de mucha dedicación y esfuerzo; y no solo por el hecho de ser mujer, sino por las horas que hay que consagrar en detrimento de otras áreas personales.

 

Aún queda mucho por hacer, pero se está empezando a ver cómo las mujeres talentosas y comprometidas se atreven a dirigir entidades empresariales de todo tipo de sectores, y como las juntas de accionistas rompen con las actuaciones tradicionales.

María González: "Si aspiras a llegar a la cima, con trabajo diario y formación, se...
Comentarios