viernes. 30.09.2022

Una ventaja clara de la transformación digital es que ya no hace falta siquiera rentar un local para emprender un negocio, ahora y a través de Internet, es posible tener una tienda virtual en la que vender productos u ofrecer servicios las 24h todos los días del año. 

Gracias al sinfín de posibilidades que distinguen a la era digital, los hábitos de consumo han cambiado; las tiendas virtuales traen consigo una metamorfosis respecto a la manera de comprar y vender, haciendo que cada vez sean más los que se plantean la idea de emprender y crear un e-commerce.

En este sentido, una de las principales inquietudes radica en la posibilidad de armar una tienda online sin invertir demasiado, a lo que la respuesta más sencilla es un sí, siempre que se utilice la plataforma adecuada, esa que al igual que Zyro permite crearla y gestionarla de forma simple y económica ofreciendo las herramientas claves para hacer crecer el negocio y empezar a vender. 

¿Qué es exactamente una tienda online?

Denominado igualmente tienda virtual, el concepto se refiere a un sitio web cuyo diseño está pensado con el propósito de vender productos u ofrecer servicios haciendo uso del comercio electrónico.

Manejándose dentro del ámbito digital, su principal ventaja es la de prescindir la necesidad de contar con un área físico en el que ofertar, disponiendo de un espacio en el que exhibir la mercancía desde cualquier lugar, sin limitaciones de horario alguno. 

Elementos y características que conforman una tienda virtual 

Que una tienda online o e-commerce alcance los objetivos pautados y genere rendimiento, es necesario que cuente con ciertos aspectos indispensables:

Ubicación adecuada

Si bien no hace falta disponer de un local físico, una tienda online demanda contar con un espacio web, es decir, emplazarlo dentro de una plataforma adecuada que se ajuste tanto al perfil del negocio como al de los clientes potenciales, pudiendo elegir entre un dominio propio o el uso de una plataforma compartida. 

Diseño responsivo 

Adicional a una apariencia acorde a la imagen que se pretende presentar del negocio –considerando gráficos y colores– la tienda online debe brindar un diseño atractivo y ser responsiva, esto implica garantizar la experiencia del visitante sin distinción que lo haga desde el ordenador o de un equipo móvil.

La facilidad de navegación es tan indispensable como un funcionamiento intuitivo; la UX tiene que ser adecuada en la UI, además de brindar la posibilidad de filtrar datos. La comunicación es otro factor elemental, resultando imperioso que incluya información de contacto y redes sociales. 

Descripción de productos

A diferencia de una tienda física, en el comercio electrónico el cliente se priva de estar en contacto con el producto antes de comprar, haciendo necesario que todas sus dudas e inquietudes queden disipadas a fin de que sientan seguridad plena de adquirirlo.

Incrementar la confianza en el posible comprador requiere una descripción detallada de cada producto o servicio ofertado, contenido de calidad que ha de ser proporcionado de manera explícita, pero amigable. Características, atributos, razones para comprar y fotografías de calidad, deben ir en conjunto.  

Soporte y atención personalizada  

Existen dos posibles escenarios ante la ausencia de información suficiente; el primero, que el posible cliente abandone la página, y la segunda, que acuda al servicio de ayuda para resolver cualquier posible inquietud.

Incluir un apartado para asistir al cliente puede marcar la diferencia entre cerrar o no la compra, después de todo elimina la probabilidad que no se concrete a causa de la incertidumbre, además de garantizar un trato personalizado.

Carrito de compras

Al igual que la calculadora de costos, el carrito de compras es un software indispensable para cualquier e-commerce; su función es la de permitirle al cliente ir guardando los productos que desea o devolverlos al “estante”.

Otra razón para incluir un bien y vistoso carrito de compras radica en agilizar el proceso de ventas, haciendo más rápidas y seguras las transacciones, sin apartar que el software posibilita tener siempre conocimiento del importe final. 

Variedad de métodos de pago 

Los clientes no quieren tener limitantes al momento de comprar, por lo que otro requisito elemental para una tienda virtual es que permite pagar a través de distintos medios con seguridad. 

De acuerdo a ello, la disponibilidad en todo momento de las políticas de seguridad y de confidencialidad de datos de los clientes pasa de opción a una obligación en aras de ganarse su preferencia y fidelidad.

Valoración y comentarios

Está claro que ningún vendedor dirá que sus productos o servicios son de limitada calidad; las estadísticas demuestran que al menos el 70% de los usuarios valora la experiencia de otros antes de comprar.

La confianza que genera la opinión de terceros frente a la del vendedor, es la que hace necesario que cualquier negocio online cuente con un apartado en el que puedan dejar comentarios, dudas e incluso quejas, junto a una escala de valoración de 0 a 5.   

Pasos para crear una tienda virtual

El primer paso en la creación de un e-commerce es la selección del segmento o nicho de mercado, de ahí que todo comienza con el previo estudio de la viabilidad del proyecto y la creación de un modelo de negocios. 

Cumpliéndose estos requisitos y teniendo establecido el buyer persona, la construcción de la tienda virtual se resume en los siguientes pasos:  

  1. Seleccionar el nombre de la tienda online y de su dominio
  2. Contratar una empresa de hosting
  3. Establecer el modelo de negocio y crear el inventario
  4. Ingresar los productos e incluir un carrito de compras
  5. Definir los métodos de pago y las entregas 
  6. Poner en práctica estrategias de marketing digital para promover la tienda
  7. Crear un blog corporativo
  8. Gestionar y supervisar

Finalmente recordar que una tienda online demanda tiempo y dedicación, no se trata de un medio para captar clientes, sino de una opción viable que posibilita el incremento potencial de las ventas y la rentabilidad. 

Ganar la confianza del comprador potencial, satisfacer sus necesidades y cumplir lo prometido son los tres pilares que sostienen el éxito en un mercado cada vez más competitivo.

Tiendas online: la guía definitiva para crear una e-commerce funcional
Comentarios