lunes. 03.10.2022

El Black Friday es uno de los grandes eventos en el calendario comercial, junto con Navidad, San Valentín y otras fechas como las vacaciones de verano. Se trata de una costumbre americana que busca hacer un viernes de rebajas que estimule la economía y el consumo. En España y otros países europeos esta práctica goza de bastante popularidad ya, y muchas grandes marcas y cadenas se han sumado a participar en los últimos años.

 

Muchas empresas, de todos los tamaños, buscan aprovechar este día para conseguir un extra de ventas y dar a conocer sus comercios. Hacer un buen Black Friday puede ser un empujón importante para los meses venideros. Esto se debe a que el aluvión de ventas trae a nuevos clientes habituales y da a conocer los productos. 

 

Conseguir más clientes, utilizar técnicas de venta por internet o hacer publicidad son algunas de las cuestiones que necesita una empresa para asegurar el éxito de este día. Utilizar especialistas autónomos para esta campaña puntual puede ser una manera ideal de aumentar beneficios con un coste moderado. Muchas empresas pueden permitirse contar con un ayudante gracias a este formato. Esto sería algo impensable si tuvieran que mantener la clásica relación de empresa y empleado en nómina.

 

¿Qué es el Black Friday?

El Black Friday es un viernes posterior a la celebración de Acción de Gracias, la última semana de noviembre. Empezó a celebrarse en Estados Unidos como una forma de incentivar el consumo, con rebajas masivas en productos de grandes almacenes. Con el tiempo, la costumbre se extendió también a pequeñas y medianas empresas, que tenían que competir con las grandes. Asimismo, muchas empresas de servicios comenzaron a hacer descuentos, como en cortes de pelo, sesiones de tatuajes o masajes.

 

Es una forma de estimular el consumo que tiene lugar un poco antes de Navidad, por lo que muchos aprovechan para realizar sus compras. Así pueden adelantarse y no correr el riesgo de quedarse sin nada, al mismo tiempo que consiguen buenos descuentos. La clave es ser rápido y no dejarlo para última hora. Esto genera imágenes curiosas en las que se ve a personas haciendo colas para tener los mejores productos a tiempo. También se producen compras masivas en internet, ya que muchas webs ofrecen tentadoras rebajas.

 

¿Qué estrategias digitales se utilizan para esta campaña?

Para la campaña del Black Friday hay varias claves que las empresas suelen utilizar. El enfoque estratégico depende principalmente del tipo de empresa, ya que algunas hacen hincapié en el fomento del consumo en términos cualitativos y otras en cuantitativos. Esto quiere decir que algunas marcas de media o baja calidad intentan conseguir que sus usuarios habituales compren más de un producto. Por el contrario, las grandes marcas exclusivas utilizan esta fecha para rebajar sus productos y acercarlos tímidamente a un sector de consumidores más amplio.

 

Este es uno de los enfoques que utilizan las empresas en el medio digital, tanto en el contenido de las promociones como en el alcance. De este modo, las marcas de lujo amplían su target, para hacer llegar sus anuncios a una audiencia mayor.

 

Dentro de las estrategias digitales, muchos optan por invertir en publicidad y en posicionamiento para conseguir los mejores puestos en resultados de Google. Para conseguir esto es necesario un trabajo previo y estructurado, realizado por un profesionales. Es necesario que la página web esté totalmente optimizada y soporte picos de tráfico en fechas como estas. También es vital conseguir un proceso de ventas sencillo y rápido para el usuario. Son muchos los aspectos a tener en cuenta tanto a nivel web como estratégico. 

 

En un nivel menos técnico y más tradicional, muchas empresas optan por calentar motores anunciando sus ofertas de Black Friday con mucha antelación. Esto genera lo que se denomina como hype, es decir, excitación. Se utiliza esta técnica a la hora de aprovechar el Black Friday para lanzar nuevos productos. Así sacan partido a estas fechas de gran visibilidad para conseguir notoriedad y ganar seguidores y clientes.

 

Cómo diferenciar tu marca

Diferenciarse es clave en un momento como el Black Friday, en el que ocurre una saturación informativa y comercial. Las marcas lanzan promociones en tienda física y online. En este sentido, la competencia parece sencilla, ya que ofrecer mejores precios o condiciones es una forma racional de ofrecer una oferta superior. No obstante, hay más elementos a tener en cuenta.

 

La clave en las estrategias de marketing es la diferenciación, es decir, apostar por el servicio o producto que más beneficios reporta a la marca. El trabajo previo de análisis es fundamental para encontrar los grupos de población y nichos que conviene atacar. Así, la marca podrá diferenciarse del resto de competidores al ofrecer promociones a un grupo específico, en vez de a toda la comunidad de compradores. De este modo, los usuarios que formen parte del público objetivo recibirán más promociones y anuncios relacionados, y aumentarán las posibilidades de que compren. Contar con trabajadores inplant en la empresa permitirá trabajar todo el año en la estrategia, pero contratar freelancers especializados en ventas y en publicidad puede ser una ayuda ideal para estas fechas. En plataformas como Fiverr en español se pueden encontrar diferentes perfiles profesionales que pueden contribuir a una estrategia exitosa de cara al Black Friday.

 

Una forma de hacer destacar una marca por encima de otras es optar por hacer publicidad que actúe como barrera de separación. Esto quiere decir que dentro de un mismo sector, las marcas que invierten cierto dinero en marketing y publicidad pasan a un nivel diferente. Por ejemplo, si en un sector de nicho una de las marcas contrata a un influencer para el Black Friday, esta marca destacará. El resto de marcas se verán limitadas por su presupuesto y probablemente no consigan tan buenos resultados como la que optó por invertir.

 

Black Friday 2021: qué se espera de él

Este evento se sitúa al final de un año que para muchos sectores empieza a ser la recuperación de la crisis del COVID-19. Por este motivo se espera un auge del consumo en general en todos los países, incluyendo España. La única duda está en que los canales de distribución aún sufren retrasos por varios motivos, como el Brexit, el coronavirus o la falta de chips. Las marcas trabajan a contrarreloj para lanzar ya buenas ofertas y respaldarlas con envíos seguros. Hay varios productos importantes en moda o tecnología que han salido al mercado hace poco y sobre los que se enfocan todas las miradas.

 

Gracias a profesionales del marketing digital y el ecommerce, muchas empresas pueden participar en el Black Friday, toda una fiesta del consumo y las nuevas tecnologías.

Black Friday 2021, las empresas ya están preparando su estrategia de ventas
Comentarios