lunes. 30.01.2023

En el mundo moderno, que se mueve alrededor del dinero y de los intercambios económicos, el fútbol ha llegado a ser la punta del iceberg del sistema capitalista, puesto que es una de las actividades más visibles que genera más dinero en todo el planeta. 

 

El dicho sistema del fútbol moderno, ya casi más un negocio que un deporte, se refleja por supuesto en los salarios y en los precios de los jugadores, que ya son los profesionales más pagados del mundo desde su adolescencia, puesto que los mejores son los que más cobran y hay que hacerse con su talento cuando todavía no son tan conocidos. En este entramado ya tan apegado al valor económico de los futbolistas, los técnicos y los fichajes, está claro que los talentos más precoces terminen costando más que futbolistas ya afirmados, dado su valor potencial en el futuro. 

 

El fútbol de hoy es entonces un arte de la negociación para empezar a ganar mucho dinero desde ya, y es por ese motivo que varios crack en potencia confían en agentes de primer nivel, como ha pasado con Matthijs De Ligt, cuyo representante en el famoso Mino Raiola, o Joao Félix, respaldado por el otro crack de los agentes Jorge Mendes, que ya en su tiempo hizo explotar a un tal Cristiano Ronaldo.

El listado de los grandes cracks por debajo de los veinte años que ya han empezado a deslumbrar y valen cifras astronómicas es muy amplio. El caso más elocuente es sin duda el de Joao Félix, que ha llegado este verano al Atlético de Madrid procedente del Benfica por una cifra de 126 millones de euros, algo nunca visto por un futbolista de tan solo 19 años y con todo todavía por demostrar. 

 

El luso, que todavía no ha entrado totalmente en las dinámicas de juego de Diego Pablo Simeone, es el futuro no solamente del fútbol europeo sino también del mundo, y muchos ven en él el nuevo Cristiano Ronaldo. Sus habilidades se medirán a lo largo de la temporada actual, tanto en la Liga Santander como en la Champions League, pero también en la próxima Eurocopa, cuando junto con Cristiano tratará de liderar Portugal a otro título después de la victoria de la Euro 2016 y de la Nations League el verano pasado. 

 

Después de Félix está De Ligt, cuyo traspado del Ajax a la Juventus ha sido realizado previo desembolso de 80 millones de euros por parte del club italiano, que ve en él el sucesor de capitán Giorgio Chiellini. Derrotado en la final de la Nations League por Portugal, el defensa central holandés tendrá todo el tiempo de tomarse su revancha y llegar a ser uno de los mejores en su rol. Tanto él como Joao Félix son la gran esperanza del fútbol del futuro, el que vale más caro.

Infografía: Los Fichajes Sub-21 más caros del mercado de verano. Fuente: Bwin.es

Los jóvenes cracks, los más caros del fútbol
Comentarios