lunes. 30.01.2023

El murciano no ha podido estar en la edición del Giro por una lesión y concentrará su temporada de cara a un Tour en el que espera volver a ser determinante para su equipo.

 

Alejandro Valverde, uno de los mayores deportistas murcianos de la historia, no ha podido lucir su maillot arcoíris de campeón del mundo en el Giro de Italia y, por lo tanto, espera estar en buena forma para el Tour de Francia, en el que partirá como uno de los líderes del Movistar Team.

 

Hay que recordar que el ciclista de Las Lumbreras lleva varios meses de mucho ajetreo, que le han impedido alcanzar las mismas victorias que en otras ocasiones. Y es que, tras salir campeón del mundo por primera vez en su carrera, tras acumular seis pódiums en esta disciplina, el murciano no ha parado de tener actos oficiales y reconocimientos muy bonitos, como el que le hizo Alhama poniéndole un monumento en la rotonda de La Boqueta, o el galardón al mérito deportivo 2018 como mejor deportista de la región, entre otros.

 

Sin embargo, ahora Valverde centrará su día a día en llegar en el mejor momento posible al Tour, para ayudar a que el Movistar tenga opciones de victoria en la ronda gala, ante la superioridad aplastante que se prevé que tenga el Team Sky, principal candidato en todas las apuestas para apuntarse el triunfo en París.

 

El conjunto inglés se ha impuesto en los cuatro últimos Tours y en seis de los anteriores siete, unas cifras que demuestran su predominio sobre un pelotón que suele quedar a su merced, salvo pequeñas excepciones. Una de estas acostumbra a ser el Movistar, el único equipo español en la máxima categoría profesional, que suele ser su principal rival en las duras etapas en las que se juegan las grandes vueltas.

 

Vuelta y Mundial, además de Tour

Tras ese paso de tres semanas por Francia, a Alejandro aún le quedarían dos objetivos claves en este curso. El primero, una Vuelta a España en la que acostumbra a ser una de las referencias. El murciano logró incluso acabar siendo el líder de su equipo el pasado año gracias a enormes victorias y espera repetir actuación y ser una de las sensaciones de la edición.

 

Después, el mundial de Yorkshire, Gran Bretaña, en el que defenderá su título de campeón, momento hasta el que también lucirá, como mínimo, ese maillot que le diferencia del resto del pelotón. En este caso el perfil del circuito no parece tan beneficioso para él como en la última ocasión, pero no cabe duda de que si llega en buena forma y el equipo español es capaz de controlar la carrera como en 2018, entonces volverá a tener opciones de pelear por el podio.

 

En resumen, Valverde centrará sus esfuerzos a partir de ahora en las tres pruebas de gran nombre que le quedan por disputar en este 2019, en las que espera demostrar el porqué de su coronación como campeón del mundo el pasado año, luciendo en sus victorias el arcoíris en la meta.

Valverde se reserva para el Tour
Comentarios