viernes. 01.03.2024

El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con los pronósticos y ha mantenido por tercera vez consecutiva los tipos de interés en el 4,5% ante la perspectiva de que la inflación se ha contenido en la eurozona, pero todavía es pronto para iniciar la senda de rebaja de tipos.

El Consejo de Gobierno del organismo, que se ha reunido este jueves en Fráncfort por primera vez en 2024, también ha decidido dejar sin cambios la facilidad de crédito -la que presta a los bancos a un día- en el 4,75% y la facilidad de depósito -que remunera el exceso de reservas a un día- en el 4%.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, afirmó que sería "prematuro" abordar en este momento posibles bajadas de tipos y advirtió de los riesgos geopolíticos, en particular los asociados con la situación en el mar Rojo.

"Hubo un consenso de que sería prematuro discutir bajadas de tipos", declaró en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del regulador europeo.

"También hay consenso sobre seguir tomando las decisiones en base a los datos, no fijarnos en un calendario particular; esto sería depender de las fechas. Reafirmamos la dependencia de los datos", remachó, al ser preguntada al respecto. Lagarde rehusó ofrecer indicios sobre una hipotética bajada de tipos en verano.

"Tenemos que estar más avanzados en el proceso de desinflación antes de estar seguros de que el objetivo de inflación podrá alcanzarse en el momento adecuado y de forma sostenible", aseguró, aunque resaltó que el proceso "está funcionando".

Al hablar de los riesgos para el crecimiento económico mundial y de los escenarios en los que la inflación podría mantenerse más alta de lo previsto, Lagarde destacó los peligros asociados a las tensiones geopolíticas, en particular "la guerra injustificada contra Ucrania y el trágico conflicto en Oriente Medio".

Los ataques de los rebeldes hutíes contra la navegación civil en el mar Rojo están incrementando los costes del transporte, afirmó. No obstante, matizó que, según la mayoría de los observadores, el impacto es "moderado", ya que el transporte marítimo sólo representa una fracción del transporte mundial total.

"Estamos siendo cautelosos y mirando con atención los acontecimientos", declaró Lagarde y agregó que si el conflicto continuase constituiría un riesgo adicional, con potencial para afectar todos los precios de las mercancías en su conjunto.

El BCE mantiene los tipos de interés en el 4,5%