martes. 27.02.2024

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) cree que el déficit público se estancará en el 3% del PIB a partir del próximo año -las reglas europeas establecen que tiene que ser inferior a esa cifra-, en lugar de reducirse progresivamente como espera el Gobierno.

En su informe sobre el Programa de Estabilidad publicado este jueves, la AIReF sitúa su previsión de déficit público en el 4,1% del PIB este año, dos décimas por encima de la del Gobierno, para después estancarse en el 3% del PIB en los ejercicios 2024, 2025 y 2026, cuando el Gobierno espera bajar del 3% ya en 2024.

La divergencia en los dos últimos años de proyección se debe, ha explicado la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, a que en esos ejercicios el crecimiento económico no contribuirá en la misma medida a corregir el déficit, afectado por la retirada de medidas de estímulo.

Ha añadido que tanto el Gobierno como la AIReF mantienen unas previsiones similares de gasto público, pero hay una desviación en la estimación de ingresos, sobre todo por las menores expectativas de la AIReF para cotizaciones sociales, IRPF e impuesto de sociedades.

"El programa de estabilidad cumple formalmente" con las obligaciones de bajar el déficit del 3% del PIB, bajar la deuda y no elevar el gasto por encima de determinado umbral, pero "no es un auténtico documento de planificación a medio plazo", ha lamentado Herrero.

Como ejemplo, Herrero, ha señalado que "pocos días después" del envío del programa "se aprueban medidas que entiendo que ya deberían haber formado parte" del informe, por lo que ha instado a elaborar una "orientación de medio plazo", en especial ante "las importantes presiones al alza del gasto público" que vendrán del envejecimiento.

Por lo que respecta a la previsión de crecimiento, la AIReF avala las proyecciones del Gobierno (2,1% este año y 2,4% el próximo), aunque espera un crecimiento más modesto, del 1,9% en 2023 y 2% en 2024 y que después bajaría al entorno del 1,7% a medida que desaparezca el impulso del Plan de Recuperación.

La directora de la división de Análisis Económico, Esther Gordo, ha explicado que la desviación de previsiones del ejercicio 2024 está relacionada con "cómo se traslada el endurecimiento de las condiciones de financiación" a la economía.

Además, en términos globales, la AIReF espera que el crecimiento del empleo sea algo inferior al que estima el Gobierno y que el impacto del ahorro embalsado durante la pandemia en el gasto de los hogares sea más moderado.

De la misma manera, también las proyecciones de inflación de la Autoridad son algo superiores a las del Gobierno, -las sitúa en el 4% este año; 2,8% en 2024; 2,1% en 2025, y 1,8% en 2026), en parte por la fuerte subida esperada de los salarios, del 4,4% este año y el 4,7% en 2024.

La AIReF espera que la deuda pública baje al 107,3% del PIB en 2026 gracias al crecimiento del PIB nominal, por lo que considera factible la previsión del Gobierno.

Herrero ha advertido de que el escenario inercial de deuda conlleva un repunte a medio plazo, por lo que, según sus cálculos, sería necesario realizar un ajuste anual de 0,46 puntos de PIB para llevar la senda de deuda a una senda decreciente lo suficientemente creíble.

Herrero ha insistido en que este informe se enmarca "en un contexto de incertidumbre", tanto económica como "institucional", ya que 2023 es un año de transición hacia el nuevo marco de reglas fiscales europeas, que todavía está pendiente de aprobación. 

La AIReF corrige al Gobierno y prevé que el déficit público se estanque en el 3% del...