domingo. 21.04.2024

La eficiencia energética destacará por encima del resto en el mercado inmobiliario español este 2024, y especialmente con la llegada del buen tiempo y la temporada primaveral. En este contexto, la concienciación social y las necesidades medioambientales han marcado un punto de inflexión en el sector de la construcción, razón por la que la demanda de viviendas sostenibles es cada vez mayor.

Así pues, y a punto de finalizar el primer trimestre del año, según las previsiones de la red inmobiliaria nacional donpiso, el interés por la compra de este tipo de viviendas aumentará un 30% en España este 2024. Así, y en vistas a cumplir con los objetivos propuestos por Europa, España se encuentra ante un gran desafío, pues el 70% de su parque de viviendas necesita de una reforma o rehabilitación, tal y como muestran las cifras de donpiso relativas al año 2023.

Esta necesidad, apuntan desde la inmobiliaria, nace de la propuesta de Directiva de Eficiencia Energética de Edificación de la Unión Europea (UE), que aspira a que, para el año 2030, todos los edificios tengan un nivel de eficiencia energética por encima de la letra E para poder salir al mercado inmobiliario.

Para Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, esta premisa supone “una presión extra para nuestro país, que cuenta con un parque de viviendas especialmente envejecido, razón por la que llevamos años reclamando una mayor inversión en nuestro parque inmobiliario en aras de combatir una problemática tan importante como es la eficiencia energética de nuestros edificios”. En este sentido, el experto recuerda que cada vez son más los ciudadanos que tienen en cuenta este factor a la hora de comprar una vivienda. Según datos de la compañía, seis de cada diez compradores valoran la eficiencia energética a la hora de comprar una vivienda.

Las viviendas prefabricadas, en auge este 2024

Dentro de las previsiones, ya no sólo para este año, sino para los próximos años, el subdirector general de donpiso hace hincapié en la sostenibilidad y los llamados criterios ESG, que han impulsado todo tipo de inversiones dentro del sector inmobiliario.

“Un claro ejemplo de esta tendencia es la demanda de casas prefabricadas, que en España viene creciendo especialmente desde la irrupción de la pandemia y que tiene previsiones de crecimiento entre el 15% y el 20% para este año”, revela el experto, quien destaca este modelo de vivienda como uno especialmente popular dado su “menor impacto medioambiental, precio económico y ahorro significativo en el consumo de energía”.

El auge de las viviendas sostenibles aumentará un 30% en España este año