domingo. 21.04.2024

El mercado inmobiliario en España se desaceleró en 2023, pero con mejores cifras de lo esperado pese al entorno de tipos de interés elevados, según un informe de CaixaBank Research, el servicio de estudios de la entidad bancaria, que prevé que el sector volverá a expandirse en 2025.

Así, el número de compraventas de viviendas descendió alrededor de un 9,7%, hasta las 587.000 unidades, pero el retroceso fue más suave de lo previsto y se convirtió en el segundo mejor registro en 15 años, después del año 2022, y con cifras un 16,1% superiores a las de 2019.

El precio de la vivienda también se desaceleró en el primer semestre de 2023, pero en el segundo semestre aceleró y creció un 5,3% interanual en el cuarto trimestre del año.

Según CaixaBank Research, la estabilización de los costes de construcción permitió cerrar 2023 con un número de visados de vivienda nueva similar al de ejercicios anteriores, alrededor de las 110.000 viviendas.

Las perspectivas para 2024 apuntan a que esta senda de suave desaceleración continúe debido a unos tipos de interés todavía elevados y un contexto económico relativamente débil.

Sin embargo, en el segundo semestre de 2024 se espera que el mercado inmobiliario recobre vigor a medida que se afiance la senda descendente de los tipos de interés y la actividad económica gane tracción.

En este contexto, CaixaBank Research prevé que 2024 será un año de transición para dar paso a un 2025 en el que se espera que el sector inmobiliario vuelva a expandirse.

Las previsiones apuntan a que el precio de la vivienda aumentará un 2,7% y un 2,5% en 2024 y 2025, respectivamente, y el número de compraventas se situará alrededor de las 550.000 unidades por año.

CaixaBank estima que el precio de la vivienda subirá un 2,7% este año