miércoles. 22.05.2024

El precio de una cesta de la compra básica se ha elevado un 47% en un periodo de cuatro años, según un informe de la consultora Kantar Worldpanel que describe los cambios en los hábitos de consumo asociados a este encarecimiento.

Para realizar este análisis se ha observado el comportamiento de una cesta compuesta por aceite, arroz, café, detergente, galletas, leche, pasta y yogur, que en 2019 tenía un coste de 20,13 euros y ahora ha pasado a 29,7 euros.

Sólo en el último año, ha explicado en una webinar la directora de clientes y medios de la consultora Kantar Worldpanel, Mayte González, la inflación ha afectado principalmente a los segmentos de la alimentación (11,9%) y las bebidas (8,9%).

Entre los primeros efectos de cara al cliente se encuentran la frecuencia de visitas y la elección del establecimiento.

En general, el número de actos de compra se ha reducido un 3,9%, muy vinculado a los cambios en la elección del tipo de tiendas: esta caída ha sido del 30,8% en el canal tradicional, mientras que los supermercados e hipermercados han visto aumentar sus visitas un 12,9%, según la consultora.

El motivo, de acuerdo al estudio, es que el canal dinámico da la posibilidad de acceder a más referencias para llenar la cesta de la compra y acudir menos veces a ella: "Los españoles van menos veces a comprar pero sus cestas van más llenas", ha explicado.

González ha subrayado la importancia de los frescos, que suponen el 58% del gasto en alimentación de un hogar español, por lo que "es muy importante para el hogar, pero también para el distribuidor", al constituir "una de las palancas que más está ayudando a crecer por "todo lo que está ganando del canal tradicional".

La fidelidad es otro de los aspectos que se han analizado en este estudio, que concluye que cada español visita de media siete supermercados al año pero elige tres de ellos para realizar el 75% de su gasto.

"El consumidor se ha intentado proteger con la marca del distribuidor, impulsada también por los propios supermercados", han explicado desde Kantar, pues hay una "correlación directa" entre la decisión del consumidor y el comportamiento de las empresas.

Por ahora, supone la mitad del gasto de la cesta de la compra de los españoles, sin incluir los alimentos perecederos.

La cesta de la compra dispara su coste un 47% en cuatro años