martes. 16.04.2024

El déficit comercial arrancó 2023 con una reducción del 39,3% en enero, hasta los 3.956 millones de euros, ante el fuerte impulso de las exportaciones, sobre todo de productos químicos y energéticos.

De acuerdo con la balanza comercial publicada este jueves por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, las exportaciones españolas de mercancías se situaron en enero en 30.921 millones, un 16,2% más, mientras que las importaciones repuntaron un 5,3%, hasta los 34.876 millones.

Así, la tasa de cobertura -la parte de las exportaciones que pueden cubrirse con las importaciones- se situó en el 88,7%, 8,4 puntos más que un año antes.

La mayor parte del déficit comercial de enero correspondió al saldo energético -que arrojó un déficit de 2.849,1 millones, un 15% menos-, mientras que el no energético se situó en 1.106,6 millones, un 65% menos.

Los sectores que más contribuyeron al aumento de las exportaciones fueron los productos energéticos (que aumentaron un 41,2% sus ventas en el exterior) y los químicos (un 20,8%), así como, en menor medida, los bienes de equipo, la alimentación y el automóvil.

Por el contrario, las materias primas y otras mercancías redujeron sus exportaciones, en un 4,6% y un 3,3%, respectivamente.

Las importaciones, por su parte, se vieron impulsadas por los bienes de equipo (crecen un 20,7%) y alimentación, bebidas y tabaco (un 20,1%), junto a los productos energéticos (8,1%) y el automóvil (15,4%).

En cambio, cayeron las importaciones de semimanufacturas no químicas (un 15,1%), productos químicos (13,7%), materias primas (10,9%) y bienes de consumo duradero (3,1%).

Como es habitual, la mayor parte de las exportaciones españolas se dirigieron a la Unión Europea (un 65% del total), una región que experimentó un repunte del 18,8%, con crecimiento de dos dígitos en Italia (18,4%), Alemania (15%), Francia (13,4%) y Portugal (12%).

También aumentaron las ventas a Oceanía (32,6%), América (22,5%), Asia (10,6%) y África (0,7%), y entre los principales socios comerciales de España solo cayeron las dirigidas a China (un 16%) y Reino Unido (2,3%).

Por el lado de las importaciones, también aumentaron las procedentes de la Unión Europea (un 8,9%), gracias al impulso de Italia (19,6%) y Portugal (11,6%), ya que las de Francia bajaron un 0,3%.

Crecieron asimismo las importaciones de Oceanía (un 37,4%), Asia (un 10,1%, a pesar del descenso del 8% de Arabia Saudí), África (un 5,3%) y América (un 1,1%, a pesar del descenso del 10,1% de Estados Unidos). En cambio, bajaron las importaciones de Turquía (un 22,6%) y el Reino Unido (un 4,6%).

Las exportaciones a Rusia cayeron un 66% y las importaciones, un 1%.

Las exportaciones hacen caer un 39% el déficit comercial