jueves. 30.05.2024
PREVISIONES

El FMI eleva al 1,9% su previsión de crecimiento pero alerta del riesgo por la "fragmentación política"

En su informe del Artículo IV de España, el Fondo Monetario Internacional mantiene su pronóstico para 2025 en el 2,1% y precisa que "el crecimiento medio trimestral de alrededor del 0,5% observado en 2023 se espera que se mantenga en los próximos trimestres".

2023072518163774837
"España ha mostrado una fuerte resiliencia" a la subida de los tipos de interés y a la ralentización de la economía europea, ha subrayado el jefe de misión para España del FMI, Romain Alexandre Duval.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la economía española crecerá de manera "robusta" y eleva en cuatro décimas su previsión para 2024, hasta el 1,9%, pese a algunos riesgos como la "fragmentación política", que pueden poner en cuestión el buen término de reformas estructurales.

En su informe del Artículo IV de España, el FMI mantiene su pronóstico para 2025, en el 2,1%, y precisa que "el crecimiento medio trimestral de alrededor del 0,5% observado en 2023 se espera que se mantenga en los próximos trimestres impulsado por la demanda doméstica".

"España ha mostrado una fuerte resiliencia" a la subida de los tipos de interés y a la ralentización de la economía europea, ha subrayado el jefe de misión para España del FMI, Romain Alexandre Duval, en un encuentro con medios españoles.

"La economía española -que en 2023 creció un 2,5% gracias al gasto de los hogares y al sector turístico- ha mostrado mucha resiliencia en un contexto en Europa de un crecimiento más débil y condiciones financieras más constreñidas", indica la entidad multilateral en el informe.

En cuanto a los riesgos para la economía española, la misión del FMI en España apunta a que cabe la posibilidad de que el crecimiento se vea afectado por "una prolongada fragmentación política doméstica, que podría obstaculizar la implementación de reformas estructurales y la consolidación fiscal".

El FMI también cita otros riesgos para el crecimiento económico como una menor efectividad en el uso de fondos europeos Next Generation o una abrupta desaceleración global o de la zona del euro, pero Duval no cree que la falta de Presupuestos este año afecte a la política fiscal.

En cuanto a la inflación, el informe señala que los principales riesgos para España pasan por un repunte de los precios mundiales de la energía y por "aumentos persistentes" de los costes laborales debido a presiones salariales sostenidas.

Consolidación fiscal de 0,6 puntos de PIB anuales

El FMI considera que a medio plazo el déficit fiscal se estabilizará en el 3% del PIB, con una ruta de ajuste fiscal "más que suficiente para satisfacer los requerimientos" de los nuevas normas fiscales de la Unión Europea, aunque cree que la deuda pública seguirá "alta", por encima del 100% del PIB y con un espacio fiscal "limitado".

Por ello, Duval aboga por aprovechar el "robusto" crecimiento económico y el impulso del Plan de Recuperación para emprender un "esfuerzo sostenible" de consolidación fiscal que cree un margen suficiente para responder a futuros impactos económicos.

El jefe de la misión para España ha cifrado este "esfuerzo" en 0,6 puntos de PIB anuales durante cinco años, que darían lugar a una consolidación total de 3 puntos de PIB, es decir, la totalidad del déficit previsto para este año.

Más concretamente, los expertos del Fondo recomiendan ampliar la base fiscal y un sistema impositivo más eficiente con "la eliminación de exenciones del IVA, armonización de la ratio de IVA en los diferentes productos y mayores impuestos medioambientales" como los que tienen otros socios europeos.

En materia de trabajo, el FMI reconoce la reforma laboral española de 2021 y considera que es "un paso en la dirección correcta" por reducir el porcentaje de empleo temporal, pero recomienda "aligerar las legislaciones de protección al empleo" y la incertidumbre sobre los costes del despido para así incentivar entre los empresarios la creación de contratos permanentes.

El FMI recomienda políticas que incentiven la búsqueda de empleo, mientras que el caso de la temporalidad aconseja mayores contribuciones a las prestaciones del desempleo para las empresas con alta temporalidad, con lo que se evitaría el problema de los "fijos discontinuos".

La institución advierte que tras las importantes subidas del salario mínimo en los últimos años cualquier nuevo aumento debería tener en cuenta "posibles efectos adversos" y también señala que la reducción de la semana laboral en el sector privado podría aumentar los costes y los ingresos de los trabajadores a largo plazo si no se acompaña de moderación salarial.

Otro punto débil de la economía española subrayado por el informe de la misión del FMI es la "débil" inversión privada, mientras que la estabilidad de las pensiones en un país cada vez más avejentado es otro de los grandes desafíos España para la próxima década.

El FMI eleva al 1,9% su previsión de crecimiento pero alerta del riesgo por la...