domingo. 02.10.2022
BALANCE

Más de 50.000 empleos en hostelería quedaron desiertos este verano

Algunos bares y restaurantes han tenido que cerrar en determinadas franjas horarias, adelantar el cierre de temporada y reducir el número de mesas, espacios y reservas.
terraza hostelería ctg
Durante el mes de julio el 73,5% de los hosteleros tuvieron dificultades a la hora de encontrar trabajadores. (Archivo).
La asociación Hostelería de España ha publicado este martes el balance del verano en el sector, unos meses de marcada recuperación pospandemia en los que sobresalen las dificultades de un 68,5% de los hosteleros para encontrar trabajadores durante el mes de agosto.

Así se refleja en los datos ofrecidos por la asociación, que detallan que también durante el mes de julio el 73,5% de los hosteleros tuvieron dificultades a la hora de encontrar trabajadores.

Ya a finales de agosto la asociación hostelera adelantó que este problema crónico había propiciado el que no se cubrieran la mitad de los empleos.

Según detallaron, la mitad de las 100.000 vacantes que el sector ha ofertado para este verano han quedado desiertas porque ha sido imposible encontrar personal disponible.

En el informe se remarca que, en general, esto supone un impacto en los negocios, ya que no pudieron "explotar el local al 100%".

Añaden que, por ese motivo, algunos bares y restaurantes han tenido que cerrar en determinadas franjas horarias, adelantar el cierre de temporada y reducir el número de mesas, espacios y reservas.

Y se han visto obligados a contratar personal que necesitaría una mayor cualificación. En el caso de los autónomos, la falta de personal ha obligado a extender o doblar las jornadas, según han explicado.

RECUPERACIÓN POSCOVID CON SUBIDA DE PRECIOS

Más allá de la dificultad para encontrar trabajadores, el sector de la hostelería ha recuperado este verano las cifras pospandemia, según la encuesta realizada entre los establecimientos hosteleros referida a los meses de julio y agosto, que indica que el 56% declara una facturación igual o por encima del verano de 2019.

En concreto, un 37,1% ha facturado más y un 18,9% se ha mantenido igual; en cambio, un 40,2% de los encuestados ha tenido un descenso respecto al verano prepandemia.

No obstante, la queja principal del sector durante los meses estivales ha sido el aumento de los precios, un incremento que han visto repercutido con especial énfasis en el precio de la energía, que en julio ha subido hasta un 41,4%.

La electricidad tuvo un crecimiento del 50% respecto al año anterior, los alimentos y bebidas no alcohólicas en julio del 13,5%, el aceite de oliva del 16,9% más y el resto de aceites del 87,5%.

Este aumento generalizado de los costes ha impactado, por encima del 10%, en la cuenta de resultados del 89% de los hosteleros.

Además, la mayor parte de los negocios (75%) han notado que el aumento de costes ha propiciado una tendencia al ahorro por parte del cliente que se ha manifestado principalmente en la reducción del tique medio, según han apuntado.

Sobre los próximos meses, el informe apunta a una "caída media de ventas" a causa de la situación "de incertidumbre generado por el entorno de subida de costes de los alimentos y de la energía, que provoca una reducción en el margen de beneficios de los negocios y una contención en el gasto de los clientes".

Más de 50.000 empleos en hostelería quedaron desiertos este verano
Comentarios