martes. 16.07.2024

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha reivindicado este martes la independencia y el papel de los empresarios para garantizar el estado del bienestar en España y ha denunciado que el colectivo, que se ha descolgado del incremento del salario mínimo interprofesional (SMI), está siendo "injustamente tratado".

Garamendi ha participado en Málaga en un encuentro organizado por el Grupo Joly, donde ha dicho que el empresariado trabaja siempre "en positivo" y es el que crea la riqueza de un país y el empleo, lo que a su vez permite que la ciudadanía pague sus impuestos.

"Y no vamos a renunciar nunca a ello, aunque se diga que estamos en contra del estado del bienestar. Estamos a favor de ello y somos los artífices de que esto funcione", ha subrayado Garamendi.

El consejo de ministros ha aprobado este martes el real decreto con la subida del 8% del salario mínimo, hasta situarlo en 1.080 euros brutos en 14 pagas, un incremento pactado con los sindicatos y del que se ha descolgado la CEOE.

Sin aludir explícitamente a la negociación del SMI, Garamendi ha lamentado que "inmediatamente te llamen villano" cuando consideras que un acuerdo no es bueno.

"Siempre vamos a reivindicar que somos independientes, que trabajamos con sentido de Estado y que siempre vamos a tener lealtad institucional. No me van a encontrar insultando a nadie porque creo que la base de la democracia es también el respeto a las instituciones, a la Constitución y al orden establecido", ha manifestado.

El líder de la patronal española ha reconocido que lo que más le preocupa actualmente es "la estabilidad política y social" y ha defendido que la CEOE está "para sumar, no para dividir".

Ha asegurado, en este sentido, que "todas las políticas que vayan en sentido de radicalizar la sociedad no so buenas". "Defendemos la Constitución del 78 y vamos a seguir trabajando en esa línea, y para eso queremos diálogo, seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad en la norma", ha apuntado.

Y ha añadido que no cree que las cosas en España se estén haciendo hoy en día "de la mejor manera".

El presidente de la CEOE denuncia que los empresarios están siendo "injustamente tratados"