viernes. 19.07.2024

Un total de 40 desempleados de Cartagena, de entre 25 y 54 años, han mejorado su cualificación profesional alternando durante 12 meses formación teórica con trabajo remunerado consistente en la rehabilitación de espacios públicos, deportivos y sociales de la ciudad, en el marco del proyecto formativo ‘Impulsa’

Esta iniciativa ha sido desarrollada por el ayuntamiento de la ciudad portuaria, con una subvención de más de un millón de euros del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), dependiente de la consejería de Educación y Empleo. 

En concreto, 15 de estos alumnos se han formado en la especialidad de ‘Actividades auxiliares de acabados rígidos y urbanización’, otros 15 en ‘Actividades auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería’ y los 10 restantes en ‘Operaciones de montaje de instalaciones electrotécnicas y de telecomunicaciones en edificios’. 

“Estos programas tiene una vertiente social ya que los desempleados, mientras se forman para aumentar sus oportunidades laborales, realizan un trabajo que revierte en mejorar los espacios comunes y de uso público de sus vecinos”, explicó la directora del SEF, Marisa López, que asistió al acto de clausura del programa y entrega de diplomas a los alumnos, en el que también participó la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo.

Obras en la ‘Barriada de las 600’ 

Los alumnos-trabajadores han intervenido en la rehabilitación de espacios para aulas y salas de reuniones que diferentes asociaciones tienen en la calle Cabrera del municipio. Los trabajos han consistido en el saneamiento y mantenimiento de los espacios, así como los accesos y su adecuación, eliminando las barreras arquitectónicas. 

Además, en el entorno han creado zonas ajardinadas y un espacio plurideportivo para la realización de actividades de desarrollo físico, cultural y de integración de los usuarios de las asociaciones y como lugar de encuentro y de convivencia con los vecinos de la barriada. 
“Todo ello permite continuar de forma más eficiente con la labor social impulsada desde el ayuntamiento de Cartagena en la barriada de la Virgen de la Caridad, conocida como las 600”, apuntó López Aragón.

Durante el desarrollo del programa, además de la formación específica de los certificados profesionales, se ha impartido formación complementaria en informática, búsqueda de empleo, emprendimiento, prevención de riesgos, igualdad de género, cursos de fitosanitario, elevador de carretillas, técnicas de preparación de entrevistas, y trabajado en habilidades personales y sociales, entre otros, que les permitan encarar con éxito su futuro laboral.

Además, de forma paralela a la formación en el aula se han realizado salidas formativas que han permitido conocer el patrimonio cultural de la ciudad de Cartagena, y los participantes han visitado otros municipios cercanos con proyectos similares con el fin de compartir experiencias.

40 desempleados de Cartagena se forman mientras rehabilitan espacios públicos con un...