viernes. 01.03.2024

La edad media de jubilación en 2023 superó por primera vez los 65 años, situándose de media en todo el ejercicio en 65,1 años frente a los 64,8 años de 2022.

En la última década, esta edad media efectiva de jubilación ha subido en casi un año, ya que en 2013 se situaba en 64,33 años.

Según los datos facilitados en redes sociales por el secretario de Estado de Seguridad Social, Borja Suárez, el año pasado 326.949 personas accedieron a la jubilación en el sistema de Seguridad Social, una cifra levemente menor que en 2022 (327.872).

Dentro de estas jubilaciones, las demoradas (los trabajadores prolongan voluntariamente su vida laboral una vez cumplida la edad ordinaria de jubilación) prácticamente se duplicaron hasta suponer más del 8% del total, gracias a los nuevos incentivos, destaca.

Frente a esto, han seguido reduciéndose las jubilaciones anticipadas que el año pasado representaron el 34,3% del total de altas, cuando en 2018 superaban el 43%.

Para desincentivar la jubilación anticipada voluntaria, la reforma de las pensiones de 2021 aumentó los coeficientes reductores en los dos primeros meses en los que se puede pedir y en los tres meses inmediatamente anteriores a alcanzar la edad ordinaria.

La reforma estableció asimismo incentivos económicos a la jubilación demorada con ese objetivo de acercar la edad real de jubilación a la edad legal.

En 2023 esa edad legal quedó fijada en 66 años y 4 meses, una cifra a la que se irán sumando dos meses cada año hasta 2027.

La edad media de jubilación superó por primera vez los 65 años en 2023