jueves. 20.06.2024

La Región de Murcia cerró el mes de febrero con 649 parados más, aunque generó empleo con 5.826 afiliaciones a la Seguridad Social, lo que la convierte en la segunda comunidad autónoma que más empleó creó el pasado mes con una subida del 1,02% de la cifra de afiliados. El dato actual de desempleados se sitúa en los 106.939.

 

Sólo Baleares, con un 2,93% de incremento, generó nuevos puestos de trabajo a un mayor ritmo en el segundo mes del año. Por tanto, la Región ha pasado de los 569.150 afiliados registrados tras enero a los actuales 574.976, lo que sitúa el volumen de trabajadores en niveles de 2008. Además, la Región cuenta con 16.878 afiliados más que hace un año, una subida del 3,02% que ratifica un nivel de generación de empleo superior en casi dos décimas al del conjunto del país en ese periodo (2,86%).

 

Para la directora general del SEF, Severa González, estos datos “confirman que la Región sigue siendo atractiva para la actividad económica y para la creación de puestos de trabajo, porque de hecho estamos mejorando los datos medios de afiliación del país. Hemos ganado 46 trabajadores cada día durante el periodo de los últimos doce meses, y eso significa que muchas personas pasan a tener un mejor presente y un futuro más esperanzador”.

 

Asimismo, la responsable autonómica afirmó que “en los dos primeros meses del año ya se han firmado casi 1.300 contratos indefinidos más que a estas alturas de 2018, un año que fue récord en empleo estable. Esto viene a confirmar que no sólo estamos ganando nuevos trabajadores, sino que ese empleo es cada vez de más calidad”.

 

En términos de desempleo, la Región de Murcia acumula 4.607 parados registrados menos en los últimos doce meses, lo que supone un descenso del 4,13% en ese periodo. Desde febrero de 2018, la Región ha pasado de los 111.546 desempleados a los actuales 106.939, un nivel de paro que se corresponde con mediados de 2009.

 

En cuanto al dato mensual, febrero ha dejado un repunte del paro en la Región de Murcia que en esta ocasión ha sido de 649 personas, casi la mitad menos que la subida experimentada en febrero del año pasado (1.119 parados). Se trata de un mes que suele dejar aumentos del desempleo, y que sólo ha arrojado descensos en tres ocasiones desde 2003.

 

Por sectores, se registran leves descensos del paro en la agricultura y la construcción, si bien el sector servicios aglutina más de la mitad del volumen de nuevos desempleados (356), y también se ha producido un repunte en el colectivo de personas sin empleo anterior (338 parados más).

 

González señaló que “las subidas del paro son habituales en febrero, y de hecho se han producido con más intensidad incluso en años muy positivos para la economía, como los previos a la crisis. En esta ocasión, un factor importante es el incremento de parados sin empleo anterior, lo que puede reflejar que personas que estaban alejadas del mercado laboral se han registrado en las Oficinas del SEF ante las positivas perspectivas de trabajo”.

 
DESCENSO EN PARADOS DE LARGA DURACIÓN. La Región sí consiguió reducir el paro con respecto a enero en uno de los colectivos prioritarios por sus especiales dificultades de acceso al empleo, los parados de larga duración. Así, febrero dejó 341 parados menos en este grupo, y en el escenario de los últimos doce meses, el desempleo prolongado cae un 7,13%, tres puntos más que en el conjunto de la población.

 

Además, la totalidad de sectores registran actualmente menos desempleados que hace un año, con la agricultura liderando ese descenso (14,27% menos de parados que tras febrero de 2018), seguida de la construcción (11,27%), el colectivo sin empleo anterior (4,72%), la industria (3,62% de bajada), y el sector servicios (1,93%).

Febrero deja 649 parados más en la Región aunque también suben las afiliaciones a 5.826