viernes. 14.06.2024

 

 

La Región de Murcia alcanzó tras el mes de abril su menor cifra de parados de larga duración en los últimos ocho años y desde que arrancó la recuperación económica. Concretamente, la cifra actual de personas que acumulan doce meses consecutivos en desempleo es de 44.695, un dato que no era tan bajo desde julio de 2010, cuando el número de parados de este colectivo era de 44.528.

 

En el cuarto trimestre de 2013 y el primero de 2014, considerado como el tramo de inicio de la recuperación de actividad económica y de puestos de trabajo, el número de parados de larga duración rozaba los 70.000 en la Región. Así, por ejemplo, la cifra era de 68.916 tras enero de 2014, por lo que desde ese punto se produjo una caída del 35,14% del desempleo prolongado, lo que se ha traducido en 24.221 parados de larga duración menos en ese periodo.

 

Los datos de abril ponen de manifiesto, igualmente, que el paro de larga duración continúa disminuyendo en la Región a un ritmo que es más del doble que la bajada del desempleo en el conjunto de la población. Así, si en los últimos doce meses el paro ‘general’ bajó un 4,67%, el de las personas en situación de desempleo prolongado descendió un 10,09%. Esto supone que desde abril de 2017 se acumulan 5.016 parados de larga duración menos.

 

De mantener esta progresión, la Región lograría cerrar el año en el entorno de los 41.000 desempleados de larga duración, y seguiría reduciendo el número de este colectivo sobre el total de parados. Dicha proporción es actualmente del 42,58%, mientras que doce meses atrás era del 45,14%, es decir, 2,56 puntos superior.

 

El director general del Servicio Regional de Empleo y Formación SEF, Alejandro Zamora, subrayó que “el paro de larga duración se está reduciendo de forma constante y firme, lo que se traduce en que el periodo medio que pasa un murciano en desempleo es cada vez menor. Hablamos de un colectivo con problemas muy específicos para acceder al empleo, porque además buena parte de ellos son mayores de 45 años, pero vienen teniendo cada vez más oportunidades”.

 

La Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, a través del SEF, dirige al colectivo de parados de larga duración diversas medidas para facilitar su acceso a un puesto de trabajo, que van desde la orientación mediante servicios de atención personalizada a las acciones formativas específicas y con compromiso de contratación, pasando también por las ayudas a empresas para su contratación y por las subvenciones para facilitar que se establezcan como autónomos.

 

Las ayudas a la contratación, por ejemplo, fueron activadas recientemente, y permiten que una empresa de la Región que realice un contrato fijo a un parado de larga duración pueda recibir 6.000 euros del SEF en caso de ser un vínculo a tiempo completo, y 3.000 si es a tiempo parcial. En caso de ser un parado de larga duración mayor de 45 años, la ayuda llega a los 7.000 euros, y a 9.000 si además tiene cargas familiares.

 

Por lo que respecta a la Cuota Cero, si el parado de larga duración se da de alta como nuevo autónomo, la Comunidad asume el pago de la tarifa de su primer año de actividad. Además, el beneficiario recibe una ayuda inicial para facilitar sus primeros pasos, que oscila entre los 2.000 y los 3.500 euros.

 

Los parados de larga duración caen un 10,09%, la menor cifra en ocho años