martes. 16.04.2024

Alvalle ha logrado cumplir con su objetivo de devolver 70 millones de litros de agua al río Segura, el equivalente al 100% del consumo anual en su planta de gazpachos. El proyecto, en colaboración con la Asociación de Naturalistas del Sureste, ANSE, ha consistido en eliminar la caña, especie invasora existente, y sustituirla por bosque de ribera.

Con esta devolución, Alvalle se convertirá pronto en una planta cero consumo neto de agua, contribuyendo a paliar los efectos de la sequía en la región, considerada una zona de alto estrés hídrico.

La plantación de 180 nuevos árboles de bosque de ribera a lo largo de media hectárea de la cuenca del río a manos de 35 voluntarios de Alvalle contribuye al incremento de la oxigenación del agua, a la reducción de la velocidad del caudal para evitar inundaciones y a preservar la especie autóctona. Además, genera un impacto positivo en el ecosistema y biodiversidad de la zona gracias a la creación de un nuevo sumidero de carbono que absorbe el carbono de la atmósfera y contribuye a reducir la cantidad de CO2 del aire.

“Desde hace más de 30 años, buscamos la eficiencia en el uso del agua para la elaboración de nuestros gazpachos. Estamos muy orgullosos de haber logrado devolver el 100% del agua que consume nuestra planta anualmente, aun así, seguimos trabajando en nuevas iniciativas para reducir su uso en un 25% para 2025 y un 50% para 2030” destaca Gustavo Ramírez, director de la planta de Alvalle.

Alvalle cumple su compromiso con la sostenibilidad y devuelve 70 M de litros de agua al...