jueves. 02.02.2023
CONTENCIOSO

Baraka (Trinitario Casanova) prepara una demanda contra Adif por los terrenos de Madrid Nuevo Norte

La compañía explica que en esta demanda contencioso administrativa busca reclamar los derechos de las 1.000 familias a las que el grupo Baraka representa. 
9960_trinitario-casanova
El empresario Trinitario Casanova. (Archivo)

El Grupo Baraka, del empresario Trinitario Casanova, vuelve a la carga y prepara una demanda contra Adif por los derechos de reversión de los terrenos en el marco del desarrollo inmobiliario Madrid Nuevo Norte, antes conocido como Operación Chamartín.

La compañía explica que en esta demanda contencioso administrativa busca reclamar los derechos de las 1.000 familias a las que el grupo Baraka representa, ha indicado en un comunicado.

Baraka señala además que esta medida se adopta después de haber solicitado a Adif que se pronunciara sobre la desafectación de dichos suelos. Ante la ausencia de respuesta al requerimiento de Baraka, el grupo ha iniciado las acciones judiciales pertinentes para recibir los suelos expropiados en su día.

En este sentido, Baraka busca conocer el justiprecio que tiene que abonar, tal y como han hecho otras administraciones, e insiste en que estas familias llevan décadas intentando defender "lo que por ley les pertenece".

ENTRÓ EN EL PROYECTO EN 2018

En mayo de 2018 el grupo Baraka entró en este desarrollo urbanístico con la compra, por 400 millones de euros, de los derechos de reversión de un millar de familias a las que en su día le fueron expropiados los terrenos.

Los expropiados y sus herederos solicitaron ante los tribunales la reversión de los terrenos al haber cambiado el uso que justificó su expropiación, la ampliación de la estación de ferrocarril de Chamartín.

En 1993 Renfe adjudicó a un consorcio liderado por Argentaria (posteriormente BBVA) la adjudicación de los terrenos expropiados por el Estado ubicados en el recinto ferroviario para nuevos desarrollos inmobiliarios.

En el marco de todo este proceso, en 2019 Baraka envío burofaxes al BBVA, a Distrito Castellana Norte (DCN) y Merlin Properties para que se abstuvieran de negociar la cesión de los derechos de Madrid Nuevo Norte, y anunció una demanda próxima.

Un mes más tarde, Baraka presentó su demanda contra el BBVA y DCN reclamando el pago de 713,8 millones de euros por la pérdida que había sufrido la sociedad por "la privación" de sus derechos de reversión tras el procedimiento expropiatorio de los recintos ferroviarios de Chamartín y Fuencarral y ante la imposibilidad de "restitución in natura" de las fincas.

En abril de 2021 el juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid desestimó la demanda interpuesta por el grupo Baraka y argumentó que "si los expropiados y sus herederos venden sus derechos de reversión y ni tales derechos existen ni se ejercita acción judicial alguna relativa a los mismos, Baraka carece de legitimación para la demanda".

El proyecto, desatascado tras 26 años de bloqueos, regenerará más de 2,3 millones de metros cuadrados en desuso, levantará 10.500 viviendas (2.100 de ellas protegidas) y un nuevo distrito financiero, implicará la reforma de la estación de Chamartín y contará con 400.000 m² de zonas verdes. Este proyecto, que se desarrollará durante 25 años, supondrá la creación de 350.000 empleos ligados.

Baraka (Trinitario Casanova) prepara una demanda contra Adif por los terrenos de Madrid...
Comentarios