lunes. 15.07.2024
PERFIL

Biografía: Manuel Torres, un 'genio' autodidacta que comenzó fabricando papel y terminó como líder mundial en innovación

Afincado en Pamplona desde hace décadas, hacía gala de su condición de murciano y aseguraba que quería vivir cien años

Comenzó en una fábrica de hojalata, su primer negocio estuvo en el sector de la papelería, se convirtió en referente mundial en el sector eólico, la aerodinámica y la fabricación aeroespacial, y dedicó sus últimos años a la lucha contra el cambio climático

El 'Olimpo' de la empresa de la Región de Murcia ha perdido este 5 de noviembre a uno de sus campeones. Ha fallecido Manuel Torres Martínez, fundador de la empresa MTorres. El empresario será recordado como una persona afable y cercana, humilde, de fuertes convicciones religiosas, pero principalmente como el gran impulsor español de la innovación en el sector privado.

 

 

Torres, que deja esposa y dos hijos, Enrique y Yolanda, ha sido ampliamente reconocido por una brillante trayectoria, que comenzó en Navarra, y en la que, en los ultimos años, por su amor a su tierra, cada vez más se acercó a su Murcia natal.

 

Pese a vivir más de medio siglo en la Comunidad Foral, hizo gala de su murcianía allá donde fue -y dio varias vueltas al mundo-. Hablaba de sí mismo como un "huertano" más, pues había nacido en la huerta de Murcia, y, después de triunfar en todo aquello que se propuso, dedicó sus últimos años a investigar e innovar sobre el cambio climático y las energías renovables, y sus aportaciones en el sector eólico y al de la aerodinámica marcarán una época.

 

Torres, que nunca pensó en jubilarse y declaró en Murciadiario que quería "acabar con las botas puestas", trabajó hasta el último día de su vida "a diez años vista", y aseguró que quería "vivir cien años". De él dijo el Rey hace ahora un año, cuando los empresarios navarros le dieron su más alto reconocimiento: "MTorres es un tesoro y su fundador, un innovador".

 

Torres obtuvo en vida cuantos homenajes y reconocimientos se pueden obtener. Los empresarios navarros le dieron la medalla de oro, la Región de Murcia hizo lo propio en el Día de la Región de 2017, el Gobierno español le dio el Premio Nacional de Innovación y DIseño, la UPCT le hizo doctor Honoris Causa... la lista de reconocimientos es interminable.

 

Ejemplo de rectitud e integridad, desveló en una gran exclusiva en Murciadiario en Navarra vivió más de 25 años amenazado por la banda terrorista ETA. Jamás cedió a los chantajes de los violentos, y, consciente de que negarse a pagar el impuesto revolucionario ponía en serio peligro su vida, tuvo que vivir más de dos décadas con una pistola en el cinto. Practicó y practicó, y se convirtió en un experto tirador. También amenazó su vida una leucemia, de la que se mostró seguro de recuperarse, y su argumento era muy simple: "Dios no podía darme esta clarividencia y quitarme la vida". Finalmente, deja un brillante legado en sus 82 años de vida, con el relevo asegurado en la figura de su hija Yolanda, también murciana, y que ya ha sido nombrada empresaria del año en Navarra, y su hijo Enrique al frente de las empresas de la compañía en América. Con ellos, 'Manolo' estaba muy tranquilo: "Tienen las ideas muy claras de por dónde hay que ir". Finalmente, ha cumplido aquello con lo que siempre bromeaba: "Me gustaría batir el récord de España de estar más años cotizando y nunca cobrar ni un euro de pensión".

 

INICIOS. El empresario murciano nació en Aljucer el 6 de julio del año 1938, y, desde sus comienzos, se convenció de que la innovación era el camino que recorrería toda su vida. Una vida que empezó a recorrer cuando, después de sacarse el bachillerato en un instituto público murciano, empezó a trabajar en una empresa murciana de envases de hojalata. En aquella fábrica, su jefe era un joven ingeniero navarro, al que pedía que los problemas y las cosas complicadas se las diese a él para poder resolverlos, porque ésa "es la mejor manera de aprender, trabajas mucho, te dejas la piel, pero es la mejor manera de aprender rápidamente".

 

Al poco tiempo, el joven ingeniero navarro encontró trabajo en su tierra, pero no quiso desprenderse de su hábil ayudante, y se lo llevó con él a la Comunidad Foral. Ambos se enrolaron en una factoría de la sueca Svenska Cellulosa Aktiebolaget, hoy conocida como SCA. En esta compañía comenzó como jefe de mantenimiento, pero fue escalando y realizando varios cursos, hasta que en el año 1975, decidió convertirse en emprendedor.

 

Ese año 1975 fundó en Torres de Elorz MTorres Diseños Industriales, una empresa entonces dedicada al diseño y fabricación de maquinaria para la industria del papel. La empresa se convirtió en la más innovadora de su sector, y en dos años ya exportaba a 70 países y contaba con más de 600 clientes. De hecho, los diseños inventados por Torres para la industria se han acabado adoptando como estándar internacional.

 

INNOVACIÓN. Una vez dominado el sector papelero, MTorres no se quedó ahí: decidió explorar otros mundos, como el de la aeronáutica, y, a partir del año 1986, dedicó centrar en él buena parte de sus esfuerzos. Al poco tiempo, ya vendía aviones a empresas como Airbus, Casa, Dasa, Boeing, Eads, British Aerospace, Fokker, Vought...

 

Convertido ya en un líder y referente mundial, MTorres tenía clavada la espinita de no haber triunfado en su tierra y sí haberlo hecho en Navarra. Quizá por esta razón, la Región de Murcia, y más concretamente Fuente Álamo fue el lugar elegido para crear en 1997 MTorres Ingeniería de Procesos SL, empresa con la que nace el Grupo Industrial MTorres. Esa empresa fue el germen, también, del Parque Tecnológico de Fuente Álamo.

 

RENOVABLES Y CAMBIO CLIMÁTICO, EL ÚLTIMO RETO. En 1998, un nuevo giro de tuerca. Apostó por las energías renovables y el diseño en el campo medioambiental, es decir, él apostó hace 22 años por lo que ahora apuesta todo el mundo. Y, como no podía ser de otra manera, la innovación de MTorres acabó cruzando el 'charco'. Inauguró el nuevo milenio con la creación de MTorres USA Inc., una apuesta por crecer en el mercado americano que rápidamente pagó dividendos.

 

En el campo medioambiental y de energías renovables, en 2002 llegó la expansión comercial e industrial en el sector eólico, promoviendo varios parques experimentales,

 

Un año más tarde creó una nueva empresa, MTorres Deustchland GmbH, sucursal alemana del grupo, y en 2004 la actividad no decae: nace MTorres Ólvega Industrial, dedicada a cubrir las necesidades industriales en el ámbito de los aerogeneradores. Paralelamente, empieza a explorar un nuevo campo en el que acabaría siendo un referente: el diseño naval.

 

Para entonces, el sector eólico ya se había convertdo en uno de los grandes baluartes de la compañía que empezó exploró la automatización de palas, lo cual multiplicó sus posibilidades comerciales en el sector. En América, la presencia seguía creciendo y en 2012 adquirió la compañía Pacífica Engineering, fusionando ésta con la empresa que ya había creado en la nueva 'MTorres América'. Poco después, llega MTorres Brazil,

 

 

En 2017, Manuel Torres volvió a sus orígenes en el papel y los tejidos, y compró una compañía en Italia UTT, que convierte en MTorres Tissue, dedicada a la conversión de tisú. Ese mismo año, la empresa inaugura sus nuevas instalaciones en EE UU, concretamente en Everett (Washington). Las instalaciones, de 6.500 metros cuadrados, dan cabida a 120 empleados en el país norteamericano y centra su actividad en avanzar en el futuro de la fabricación aeroespacial.

 

En su última etapa, fue el presidente fundador de la Fundación Isaac Peral, diseñó un submarino de fibra de carbono (un proyecto en el que se interesó el Pentágono), creó un modelo de desaladora en Escombreras totalmente revolucionaria, y quiso aprovechar el aeropuerto de Corvera para establecer un 'puente aéreo' Pamplona-Murcia.

Biografía: Manuel Torres, un 'genio' autodidacta que comenzó fabricando papel y terminó...