lunes. 22.04.2024

El director de Planificación Estratégica y Estudios de Caixabank, Enric Fernández, ha apuntado que para 2024 el crecimiento del PIB de España rondará el 1,9%, lo que supone "cierta desaceleración" frente a 2023, año que se cerró con un amento de seis puntos más -del 2,5%-, y además ha augurado que el Banco Central Europeo (BCE) bajará los tipos de interés.

Ese menor crecimiento del PIB estará motivado, a su juicio, por el impacto de la bajada de los tipos de interés, que se ha notado ya a finales de 2023.

Fernández también considera que el PIB crecerá menos por la debilidad de la zona euro, que "lastra" a España, y porque el incremento de la facturación del turismo no será tan elevada como en 2023.

Por la parte positiva, ha apuntado a un descenso de la inflación que aumentará el poder adquisitivo de las familias y también cree que se va a notar el empuje "tractor" de las inversiones de fondos europeos que se están desplegando "quizás de forma más lenta de los que marcaban las expectativas".

"Toda esta constelación va a suponer que España va a poder seguir creando empleo", ha resaltado este analista.

Enric Fernández ha resaltado que las expectativas apuntan a que el Banco Central Europeo bajará los tipos de interés este año hasta quedar en torno al 3%, y que además el próximo año volverá a reducirlos para dejarlos alrededor del 2,5%.

Mejor comportamiento de España

Para este economista, España ha "aguantado" mejor la actual coyuntura, al cerrar el año con un crecimiento de un 2,5%, dos puntos y medio por encima de la zona euro.

Ese mejor comportamiento de la economía española se ha debido a la recuperación del turismo, al crecimiento del consumo público y privado y a la evolución de la exportación de bienes y servicios.

Además, ha señalado la buena evolución del mercado de trabajo. "Mientras el mercado laboral siga creando empleo la economía irá de menos a más", ha manifestado, si bien ha avisado de que la tasa de paro en España sigue por encima de la media europea. En relación con el mercado laboral, se ha referido al "empuje demográfico" gracias a los flujos de inmigración.

Enric Fernández ha subrayado en este sentido que España ha registrado un aumento de la población activa de 600.000 personas el año pasado motivado por la llegada de inmigrantes, sobre todo de América Latina, con un perfil que "se integra mucho más rápido en el mercado laboral español".

Y ha comparado esos flujos con los que llegaron a España en los años de 2005 a 2008, que se sabe "que fueron altísimos".

Productividad, "asignatura pendiente"

Enric Fernández ha advertido de que la "asignatura pendiente" en la economía española es la productividad.

Y también ha señalado al déficit público como otro aspecto que hay que mejorar. "El año pasado fue de un 4%, es elevado hay que ir corrigiendo", ha considerado. Los "riesgos", en su opinión, residen en el impacto que puedan tener la situación en el Mar Rojo y las elecciones de EE.UU. 

Caixabank vaticina "cierta desaceleración" para este año con un crecimiento del PIB en...