sábado. 28.01.2023
ENTREVISTA

Cardiosalus, la clínica murciana que se puso al frente de la lucha contra el coronavirus

El grupo de clínicas de salud cardiovascular se ha convertido en un referente nacional en el empleo de test rápidos contra el COVID-19

José María de la Cierva, CEO de Cardiosalus: "Las empresas tienen que pasar de una actitud reactiva a una proactiva, caracterizada por la prevención. El coste de estas medidas es marginal si lo comparamos con el coste de cierre de un centro de trabajo por infección COVID-19"

El grupo Cardiosalus ha sido referente en los últimos años en el ámbito de la salud cardiovascular y por su vinculación a los principales equipos deportivos de la Región, que lo han convertido en su 'casa' y en centro habitual para pruebas médicas y recuperación de lesiones. Todo ello cambió con el estallido de la pandemia. Liderada por su CEO, José María de la Cierva, Cardiosalus asumió el reto de ponerse al frente de la lucha contra el COVID-19 y, más concretamente, a ayudar a las empresas a detectar precozmente la enfermedad en sus plantillas y a diseñar planes de prevención sanitaria. El resultado no ha podido ser mejor, y hoy en día clínicas de todo el país estudian el 'modelo Cardiosalus' para exportarlo a otras comunidades. De la Cierva pasa revista en esta entrevista a lo logrado hasta ahora y analiza los retos a las empresas en materias de prevención.

 

¿Qué es Cardiosalus?

Un grupo de clínicas compuesto por personal sanitario altamente cualificado especializado en salud cardiovascular, en deporte y nutrición. En este momento hay dos clínicas en pleno funcionamiento, pero ya está en marcha la tercera que estará operativa en pocos meses.

 

¿Cómo un grupo de clínicas especializadas en salud y cirugía cardiovascular, y vinculadas además con el deporte de élite, se convierte en las clínicas de referencia en el uso de los test rápidos COVID-19 en nuestra Región y en la vecina Comunidad Valenciana?

Muy sencillo: desde el inicio de la epidemia buscamos en el mercado internacional la mejor solución para la identificación precoz del virus en nuestros pacientes. Analizamos toda la oferta que había en el mercado, seleccionamos cinco tipos de test distintos que probamos, para, finalmente, optar por el que estamos usando, que tiene unos resultados notablemente fiables.

 

El paso siguiente era el lógico. Si es bueno para los pacientes de nuestras clínicas, ¿por qué no ponerlos a disposición del resto de ciudadanos de la Región? El objetivo es ayudar a mejorar la salud de todos en momentos complicados, y para ello hemos puesto nuestros test al servicio de trabajadores de diferentes colectivos y empresas, como hoteleras, restauración, compañías agroalimentarias, y también de equipos de futbol, etc.

 

¿Cómo funciona el servicio que ofrecen de pruebas test rápido para el COVID-19?

Es distinto si es una administración pública como es el caso del ayuntamiento de Archena. En este caso, los responsables públicos son los que actúan directamente junto con las autoridades sanitarias, sobre los colectivos que puedan estar más expuestos a focos de contagios, como pueden ser turistas procedentes de otras regiones.

 

Los resultados de Archena son excelentes, ya que en un tema tan sensible como el turismo termal de salud, que se tenga tan controlado de posibles contagios lo ha convertido en un poderoso argumento comercial y en un referente nacional. Muchos otros balnearios y ayuntamientos con turismo termal han acudido a nosotros a la vista de los resultados de Archena.

 

Ahora bien, si es una empresa privada es la dirección de ésta la que trabaja sobre el conjunto de los trabajadores, ya sea con una intervención general simultánea, o por grupos de áreas o zonas de trabajo. En función de su estructura productiva. Nosotros podemos facilitarles el acceso, y es la empresa con sus propios recursos la que realiza las pruebas, o bien desplazamos a nuestros sanitarios para hacer la extracción de sangre y todo el seguimiento de documentación médica.

 

Gracias a estas pruebas se han detectado precozmente trabajadores contagiados con el virus, los cuales se han remitido al sistema público de salud para hacerle el seguimiento, evitando su incorporación a su puesto de trabajo erradicando la posibilidad de la extensión del virus entre sus compañeros. Es una labor de prevención muy eficaz para garantizar la salud en el trabajo, y evitar que las empresas y centros de trabajo tengan que cesar en su actividad por aparición de focos de contagio entre sus trabajadores.

 

¿Qué les recomendaría a las empresas de la Región respecto a la realización de los test del COVID-19?

Los países y regiones que mejor han gestionado la crisis de esta epidemia son los que han combinado sistemas de test masivos con sistemas de rastreo. Evidentemente ello debe ser en paralelo a la responsabilidad individual de cada ciudadano respetando la distancia de seguridad, el uso de mascarillas y la desinfección permanente de las manos. Al final es la combinación de estos factores. El confinamiento es la prueba de un fracaso, y destruye la economía y los puestos de trabajo.

 

Las empresas tienen que pasar de una actitud reactiva, caracterizada por hacer pruebas cuando un empleado tiene ya unos síntomas más que evidentes, momento que ya puede ser demasiado tarde para atajar la extensión del contagio al resto de trabajadores, a una actitud proactiva, caracterizada por una conducta preventiva, bajo criterios de contacto entre colectivos o de exposiciones potenciales de peligro de contagio hacer pruebas y rastreos. Nosotros ayudamos a definirlo.

 

Hasta ahora, las empresas que hacían test a sus trabajadores no lo decían por miedo a ser estigmatizadas. ¿se hacen las pruebas porque tienen una sospecha de foco de contagio? Eso está cambiando, ahora es un ejercicio de prevención de riesgos laborales, de garantizar la salud en el trabajo y también de responsabilidad social, ya que, si tus trabajadores están moviéndose por los distintos municipios, los ciudadanos saben que el empleado de esa empresa está libre de COVID si la empresa ha realizado los test y ha puesto en marcha el resto de medidas de protocolo de seguridad. El coste de estas medidas es marginal si lo comparamos con el coste de cierre de un centro de trabajo por infección COVID-19.

 

¿Puede cualquier ciudadano hacerse un test en una de las tres clínicas Cardiosalus?

Desde luego, y de forma asequible. Si quiere tener la tranquilidad para uno mismo y para su familia, pueden acceder a estas pruebas bajo supervisión médica y, eso sí, sin obviar el resto de las medidas que debe seguir observando escrupulosamente, como son la distancia de seguridad, higiene en las manos y el uso de la mascarilla.

Cardiosalus, la clínica murciana que se puso al frente de la lucha contra el coronavirus
Comentarios