miércoles. 30.11.2022
COLABORACIÓN

Disfrimur incorpora a los primeros profesionales del programa Escuela de Conductores

Creado el pasado año en colaboración con Cáritas ha permitido formar a 11 nuevos conductores, de los que cuatro ya están incorporados
En el centro de la imagen, el director de Cáritas Diócesis de Cartagena, José Antonio Planes, junto a él Juan Jesús Sánchez, director general de Disfrimur, e Isabel Sánchez, consejera delegada de Disfrimur, acompañados por los nuevos conductores y trabajadores tanto de la compañía como de Caritas que han participado en el proyecto

Disfrimur ha incorporado a su equipo de conductores a los primeros participantes del programa Escuela de Conductores, una iniciativa puesta en marcha en colaboración con Cáritas y que ha permitido formar y dar una oportunidad laboral a personas vulnerables.

Además, otros siete integrantes de esta iniciativa están finalizando sus estudios y prácticas para la obtención de los permisos necesarios que les permitan incorporarse a Disfrimur.

El programa tiene una vigencia de tres años y la estimación es que entre 120 y 150 personas en situación o riesgo de exclusión social se formen en la Escuela de Conductores a través de la realización de dos bloques formativos. El primero ha constado de una formación ocupacional y competencial en el sector del transporte de 80 horas de duración, tras el cual han pasado a un segundo bloque de formación teórica y práctica que ha incluido la obtención de los permisos de conducir tipos C y EC, y el certificado de aptitud profesional inicial (CAP).

Los alumnos y alumnas que han finalizado con éxito los dos bloques han firmado su contrato en Disfrimur iniciando así su carrera profesional en el sector del transporte nacional de mercancías.

Cáritas Diócesis de Cartagena y Disfrimur han realizado de forma conjunta el proceso de selección de las mujeres y los hombres que han accedido a la Escuela de Conductores, todos ellos procedentes de la red de 160 centros que Cáritas dispone en la Región de Murcia.

Juan Jesús Sánchez, Director General de Disfrimur, ha señalado que “esta primera promoción de conductores es el resultado de la colaboración entre la empresa y su compromiso con la sociedad desde la actividad que realizamos, que es el transporte de mercancías por carretera, y la implicación de Caritas en este proyecto solidario del que hoy recogemos los primeros resultados”. Y sobre todo, ha destacado el “enorme esfuerzo, trabajo e ilusión que han puesto los ya once conductores que son los verdaderos protagonistas de este acuerdo de colaboración que vamos a continuar en el tiempo”.

Por su parte, el director de Cáritas Diócesis de Cartagena, José Antonio Planes, ha recalcado como “las empresas juegan un papel fundamental en la inserción en sociedad de las personas en riesgo de exclusión social. Por eso, el trabajo conjunto con ellas es clave para mejorar las condiciones de aquellas personas vulnerables”. Para Cáritas, “la unión de fuerzas del Tercer Sector y el tejido empresarial da frutos tan dinamizadores como la Escuela de Conductores”, puntualiza Planes.

Los nuevos conductores

 

Sobre Disfrimur

Disfrimur lleva más de treinta años transportando a lo largo del territorio nacional todo tipo de mercancías relacionadas con la alimentación y el gran consumo. Con una clara vocación de servicio al cliente como factor fundamental a la hora de desarrollar una gestión moderna, dinámica y responsable, esta empresa familiar de transporte y logística cuenta con una flota de más de 500 vehículos, de los cuales un 16 % emplean combustibles alternativos.

El compromiso con la sociedad toma especial relevancia en las acciones de acción social de la compañía, que se traduce en acuerdos de colaboración con distintas asociaciones y organizaciones sin ánimo de lucro.

Para Disfrimur es primordial establecer un modelo de calidad que sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente, lo que se traduce en su estrategia de Transporte Invisible. A partir de esta iniciativa se busca optimizar al máximo la relación entre productividad y sostenibilidad para reducir al mínimo posible el impacto que su actividad pueda generar en el entorno y en sus grupos de interés.

Disfrimur incorpora a los primeros profesionales del programa Escuela de Conductores
Comentarios