lunes. 20.05.2024

El uso de los cajeros 'contactless' de BBVA sigue creciendo y en el último año su uso se ha incrementado un 25% gracias a la rapidez, agilidad y seguridad que ofrecen. BBVA puso en marcha en 2020 los primeros cajeros 'contactless' en España, en los que los clientes podían retirar dinero en efectivo sin necesidad de tocarlos.

Los cajeros de BBVA sin contacto físico, pioneros en España, permiten a los clientes del banco retirar dinero sin necesidad de tocarlos en ningún momento. Solo es necesaria la aplicación móvil de BBVA y activar un sistema de pago móvil vinculado a una tarjeta: el pago móvil de BBVA o bien Google Pay, Samsung Pay, Apple Pay. Su uso es muy similar al de un cajero convencional, pero mucho más rápido.

La opción para retirar efectivo se encuentra en la ‘app’ de BBVA, dentro del apartado de operaciones con tarjeta. La solución digital ‘cajero sin contacto’ permite geolocalizar los cajeros más próximos al usuario. Como medida de seguridad adicional, el cliente deberá firmar la operación desde su teléfono móvil.

Una vez el cliente está en un cajero con tecnología NFC, tan solo deberá utilizar su ‘smartphone’ siguiendo los mismos pasos que cuando realiza un pago móvil. En esta ocasión, deberá acercarlo al cajero para recoger su efectivo, sin tener que tocar ni la pantalla ni el teclado en ningún momento.

Cabe destacar que las operaciones disponibles en un cajero 'contactless' son las mismas que ofrece un cajero convencional, ya que si se desea realizar otra operación más allá de la retirada de efectivo, estos cajeros siguen incluyendo una ranura para la tarjeta, por lo que además del ingreso y retirada de efectivo, los cajeros automáticos permiten consultar el saldo y movimientos de una cuenta, efectuar transferencias bancarias nacionales e internacionales, recargar el saldo del móvil y llevar a cabo distintos pagos y devoluciones.

El cajero 'contactless' es muy similar a cualquier otro cajero automático. No obstante, las pocas diferencias que existen entre ambos dispositivos se han introducido precisamente para mejorar la experiencia del usuario, por lo que ofrecen algunas ventajas adicionales. En primer lugar, estos cajeros suponen un claro ahorro de tiempo. El hecho de no tener que introducir la tarjeta reduce el tiempo de lectura y, como consecuencia, agilizar cualquier trámite.

La tecnología 'contactless' garantiza la seguridad de la transacción tanto desde el punto de vista técnico como práctico, como también lo hacen aquellas que no la utilizan. Además, elimina el riesgo de que la tarjeta se quede atrapada en el interior del terminal, ya que el cliente no necesita introducirla en ningún momento.

Buscar un cajero BBVA

BBVA también cuenta con un buscador de cajeros automáticos, que permite encontrar el que se encuentra más cerca, en todo momento, para que el cliente pueda realizar las operaciones de un modo más sencillo, más personalizado, más rápido y más seguro. Además, y gracias a la nueva navegación, realizar las operativas habituales más fácilmente, además de disfrutar de nuevas funcionalidades y servicios.

Se dispara un 25% el uso de los cajeros 'contactless' de BBVA en el último año