martes. 20.02.2024

El Corte Inglés celebra este viernes y en un inédito día laborable la Junta General de accionistas que marcará las nuevas líneas de la compañía, con un plan estratégico que definirá su futuro a cinco años, hasta 2026, tras cerrar el primer ejercicio con pérdidas anuales.

 

Pilotada por su consejero delegado Víctor del Pozo, el cónclave analizará las pérdidas de 2.945 millones de euros en 2020 (de ellos 2.500 millones en deterioros) y el impacto de la covid-19 en las cuentas, el proceso de digitalización y los nuevos hábitos de consumo.

 

Todo ello obliga a un golpe de timón en los grandes almacenes para recuperar la senda de los beneficios, ya sin los deterioros provocados por la pandemia sobre todo en sus centros comerciales, y al volver al nivel de ventas previos a la propagación de la covid.

 

La compañía sigue elaborando su estrategia como si se tratase de una empresa cotizada, ya que también cuenta con un buen número de bonistas, pero no figura por el momento y en el horizonte la silueta de una salida a bolsa, comentan a EFE fuentes cercanas a El Corte Inglés.

 

La junta de los grandes almacenes ratificará también la compra de las acciones del expresidente del grupo Dimas Gimeno y su madre por parte de IASA, así como determinará el número de miembros del Consejo de Administración por la reciente salida de Florencio Lasaga.

 

En cuanto al citado plan estratégico 2021-2026, la junta decidirá la aprobación, en su caso, de planes de incentivos vinculados a los objetivos de la empresa. En el orden del día figura asimismo la aprobación de la remuneración del Consejo de Administración y el reparto con cargo a reservas voluntarias de libre disposición.

El Corte Inglés vota este viernes en junta su estrategia hasta 2026