miércoles. 17.04.2024

Endesa invertirá 1.200 millones de euros entre este año y 2023 para mejorar la calidad de su suministro eléctrico en España, donde actualmente suma 12,3 millones de clientes conectados a sus redes y distribuye en Andalucía, Extremadura, Cataluña, Baleares, Canarias y Aragón.

 

El objetivo, facilitar la electrificación y transición energética del país, según Endesa, que materializará esta inversión a través de su filial e-distribución, que en total invertirá en el trienio 2.600 millones de euros, cifra que supone un incremento del 30% respecto al anterior plan estratégico de la empresa y que se traducirá en la creación de 7.500 puestos de trabajo.

 

Según la compañía, este esfuerzo inversor refleja la importancia que concede a las redes de distribución, "pieza clave para facilitar la transición hacia un modelo energético descarbonizado caracterizado por una creciente electrificación de la demanda, el avance de las renovables y un porcentaje cada vez mayor de recursos distribuidos conectados directamente a la red de distribución".

 

Las tradicionales redes de distribución pasivas, que transportaban la electricidad hasta el hogar, se transformarán en redes activas y participativas, posicionando al cliente en el centro del sistema eléctrico y mejorando la calidad del suministro que recibe, según Endesa.

 

Por ello, en su plan estratégico a 2023, reconoce el papel protagonista de las redes y centra sus esfuerzos en mejorar la digitalización, fiabilidad, resiliencia, flexibilidad y eficiencia de su red de distribución, que suma 128.658 centros de transformación, 1.270 subestaciones y 312.422 kilómetros de líneas en 27 provincias de diez autonomías.

Endesa invertirá 1.200 millones hasta 2023 para mejorar su suministro en España