sábado. 15.06.2024

Soltec ha desarrollado un revolucionario seguidor solar flotante a través de su área de innovación, Soltec Innovations. Esta nueva solución, denominada Flotus, está diseñada específicamente para embalses, balsas de riego y otras masas de agua interiores. Resulta especialmente interesante para hibridar centrales hidráulicas, maximizando el aprovechamiento de sus infraestructuras eléctricas de evacuación de energía ya amortizadas.

Flotus destaca por su sistema de seguimiento este-oeste, característico de los seguidores solares horizontales terrestres, y su avanzado diseño naval. Ignacio Melón, General Manager de Soltec Innovations y líder del proyecto, explica: “Hemos redefinido el enfoque tradicional. Las soluciones existentes en este segmento se basaban en estructuras fotovoltaicas terrestres sobre flotadores. Con Flotus, hemos partido de una estructura náutica equipada con módulos fotovoltaicos, optimizando la eficiencia energética mediante una mejor orientación y seguimiento solar”.

El diseño de Flotus se fundamenta en tres componentes principales: dos flotadores longitudinales y un tanque central inundable, encargado de regular el movimiento de balanceo este-oeste.

Ventajas de Flotus

Entre las ventajas del seguidor Flotus frente a las estructuras flotantes fijas, destaca el incremento de la producción de energía, que puede aumentar entre un 15% y un 25%, dependiendo de la latitud. Este aumento se concentra en las primeras y últimas horas del día, periodos de menor producción. Además, gracias al efecto de refrigeración del agua, Flotus supera incluso la producción de seguidores solares terrestres.

Otra ventaja significativa de esta tecnología es su capacidad para permitir el paso de la mayor parte de la luz. El diseño de la planta, con seguidores dispuestos en hileras separadas por al menos dos metros, evita el sombreado de los módulos durante el backtracking. Además, a diferencia de los sistemas flotantes tradicionales, permite el aprovechamiento de los paneles bifaciales.

La robustez y estabilidad son otros de los puntos fuertes de Flotus. Equipado con bombas, el tanque central no solo confiere movilidad, sino también actúa como lastre, permitiendo que el seguidor mantenga su funcionamiento incluso ante ráfagas de viento de más de 100 km/h.

La compañía está recibiendo las primeras manifestaciones de interés de desarrolladores de España y Estados Unidos con vistas a hacer los primeros proyectos piloto el próximo año.

Flotus, el nuevo seguidor solar flotante de Soltec