viernes. 01.03.2024

La herramienta de BBVA permite acceder a información sobre las ventajas de la transición de las flotas de vehículos de combustión hacia modelos más sostenibles, las alternativas para financiar esta transición, conocer los puntos de recargas cercanos, así como las ayudas públicas existentes para ellos

Los clientes de podrán hacer una simulación de cuotas y contrastar a precio de mercado los más de 400 modelos de vehículos y la adquisición o financiación en todas sus modalidades: préstamos, leasing o renting, e iniciar desde la propia herramienta su contratación. Además, la contratación de la misma puede comenzar online y terminar en una oficina con un gestor.

El ahorro medio para una pyme al utilizar esta herramienta se podría situar en el entorno de los 3.500 euros por vehículo, según cálculos realizados por BBVA.

Los vehículos propulsados por energías como la electricidad juegan un papel esencial para reducir la dependencia energética de España a la vez que se reducen las emisiones asociadas a la combustión de los carburantes. Son respetuosos con el medioambiente y gozan de ventajas fiscales como la exención del impuesto de matriculación y un impuesto de circulación menor.

“Con esta nueva funcionalidad, BBVA avanza un paso más en su estrategia de acompañar y ayudar a los clientes en sus decisiones financieras más importantes, sin dejar de lado que la actividad empresarial debe tender a contribuir a la mitigación de las emisiones y esto solo es posible con el cambio a una movilidad electrificada”, destaca Alberto Guillén, director de desarrollo de negocio Sostenible en BBVA.

Modo de uso

Los clientes que quieran acceder a esta funcionalidad lo podrán hacer desde su área privada, en la web de empresas de BBVA en España. Una vez dentro, solo hay que pinchar en la herramienta de acción sostenible y se desplegará una primera pantalla en donde se muestra toda la información, entre la que destacan los tres tipos de financiación, las principales ventajas del cambio de flota e información general de los puntos y mapas de recarga.

Dentro del simulador aparece un formulario que el cliente rellena con los vehículos que ostenta y el uso que hace de los mismos (kilómetros diarios, uso más habitual y el tipo de vehículo al que quiere cambiar y si dispone de punto de carga). Una vez se haya rellenado el formulario, la herramienta ofrece las tres alternativas que mejor se adapta a cada cliente: la más sostenible, la más económica y una ‘mix’ de ambas. En todas se expone la cuota del renting, leasing y préstamos y se informa del ahorro mensual y anual con respecto a la flota actual. Asimismo, se añaden las subvenciones que existen  y la reducción de CO2 que supone.

Una herramienta de BBVA ayuda a las pymes a electrificar sus vehículos