lunes. 04.03.2024

Iberdrola ha presentado una evolución de su identidad de marca diseñada para reflejar de forma tangible la realidad de una compañía sostenible e innovadora, líder mundial en energías renovables, que evoluciona con las necesidades de la sociedad.

Se trata de una evolución basada en su actual icono, muy reconocible, que actuará como nexo entre todos los países en los que opera la compañía y que se implementará en una primera fase digital para, poco a poco, ir adaptándose a los formatos físicos.

La evolución de la identidad responde a una necesidad de adaptación a un mundo cada vez más digital. Aunque tiene el propósito de mantener el origen, la esencia y los valores de la marca - con un isotipo muy reconocido entre clientes y público en general de nuestro país - permitirá una aplicación más sencilla a todos los formatos y soportes.

La evolución de la identidad esta pensada para crear una marca más sostenible, digital, cercana y moderna. El compromiso por la sostenibilidad es una de las señas de identidad de Iberdrola y forma parte de su origen desde que se creó hace más de 170 años, anticipándose a las necesidades energéticas de la sociedad y transformándose para encontrar soluciones que preserven el medio ambiente para las generaciones futuras.

La evolución de la marca se llevará a cabo de forma sostenible y la sustitución del logotipo se irá realizando en base a criterios económicos y de sostenibilidad, ya que las marcas están pensadas para poder convivir en el tiempo y en el espacio todo lo que sea necesario. Para la evolución del logo de su marca, Iberdrola ha contado con la colaboración de Design Bridge and Partners, compañía especializada en temas de branding del Grupo WPP.

Iberdrola renueva su logo manteniendo valores de sostenibilidad e innovación