jueves. 30.05.2024
EMPRESARI@ DEL MES MURCIA DIARIO ABRIL

Joaquín Gómez (Viva In Vitro) 'Empresari@ del mes' de abril de Murcia Diario

La empresa fundada por Joaquín Moya y un equipo de investigadores tiene el prestigioso Premio Empresarial CEI Mare Nostrum, el pasado año representaron en Barcelona el conocimiento más innovador en ‘BioSpain’ 2023 y también han logrado el primer Premio Emprendedor del Año Info-Exolum. Joaquín Moya, ha sido elegido 'Empresari@ del Mes' de abril de Murcia Diario.
Joaquin Gómez
Joaquín Gómez, CEO y fundador de Viva In Vitro

Surgida como una spinoff del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB), Viva In Vitro Diagnostics ha desarrollado un dispositivo de laboratorio para el diagnóstico rápido de la sepsis y aplicaciones para reducir la mortalidad en las primeras 24 horas por las graves consecuencias de la septicemia. 'Premio Empresari@ del Mes' de abril de Murcia Diario, su CEO y fundador Joaquín Moya recibe a nuestro periódico para contarnos  los logros de la empresa.

En corto

-Lugar de nacimiento: Ciudad Real.

-Edad: 58.

-Estado civil: Casado.

-Profesión: Directivo de empresas.

-Aficiones: Lectura y paseos por el campo.

-¿A dónde se escaparía? A Murcia, ya lo hice.

-¿Qué no soporta? La deshonestidad.

-¿Qué busca en las personas? Compromiso.

-¿Qué cambiaría de la sociedad actual? La frivolidad.

-¿Cómo desconecta? Con mi familia.

En largo

- Su empresa intenta reducir la primera causa de mortalidad hospitalaria, la sepsis, responsable de 11 millones de muertes al año. Explíqueme cómo nació Viva In Vitro Diagnostics y cuál es el proceso de su investigación.

Nacemos del IMIB, en octubre de 2021, gracias a los resultados del grupo del Dr. Pablo Pelegrín, en un área científica con importantes aplicaciones clínicas: la inflamasómica o ciencia del inflamasoma. Esas publicaciones y patente tienen resonancia internacional. Corría el 2018. En ese momento me encontraba trabajando en la evaluación del potencial de mercado de los proyectos del IMIB. El nivel y número de proyectos con potencial de mercado era superior al esperado. Uno de ellos, el del Dr. Pelegrín. En seguida sintonizamos y comenzamos a perfilar la empresa con la visión ambiciosa de crear en Murcia un polo de inflamasómica entre los líderes mundiales.

-Ustedes han desarrollado un biomarcador, ¿en qué consiste su función?

El inflamasoma NLRP3 activa una cascada de señales químicas que conducen a reacciones inflamatorias. Está en la base de los procesos involucrados en numerosas enfermedades, como la sepsis, pero también la esclerosis múltiple, o algunos tipos de leucemias y diabetes. Detectar su nivel de activación es fundamental para poder avanzar hacia tratamientos más personalizados, más precisos, eficaces y a tiempo, para los pacientes.

-Este proyecto ha convertido a su empresa en una de las tecnológicas más importantes de la Región de Murcia: tienen el prestigioso Premio Empresarial CEI Mare Nostrum, el pasado año representaron en Barcelona el conocimiento más innovador en ‘BioSpain’ 2023 y también han logrado el primer Premio Emprendedor del Año Info-Exolum… Imagino que el camino no ha sido fácil hasta llegar aquí

Las claves fueron la muy temprana profesionalización y la orientación al mercado desde antes de fundar la empresa. Por ejemplo, en seguida involucramos a perfiles como Toni Vilaplana, actualmente socio y directivo. Antes hablábamos de “perfilar la empresa”, me refería a este proceso de trabajo que nos llevó dos años: a la prueba de concepto clínico con apoyo del Dr. García Palenciano, a investigar más a fondo el mercado, incluso con encuestas de campo, a estudiar profesionalmente los acuerdos entre socios, a comenzar a evaluar escenarios financieros. Desde un punto de vista de dirección de empresas, lo que hacíamos era mitigar riesgos por anticipado; como socios, el resultado fue una creciente confianza entre todos y de todos en el proyecto.

PHOTO-2024-04-23-11-30-11
Toni Vilaplana, Dr. Pelegrín, Joaquín Gómez, Fuensanta Martínez (FFIS) y el Dr. García Palenciano.

-¿Cómo describiría el panorama actual de las startups biomédicas o de biotecnología en la Región?

Estimulante. Me refiero a la biotecnología y tecnologías próximas como los dispositivos médicos. Vemos surgir empresas como Inbentus o Veryagro, crecer a empresas como Cella, Lucas o Votum. Otras, ya son referentes con presencia en numerosos mercados a un altísimo nivel, auténticos campeones que trazan el camino para los demás, por ejemplo, Lorca Marín o Kinsy. Podría seguir citando decenas de ejemplos. La lista se hace cada vez más larga y me consta que es un fenómeno que está sorprendiendo fuera.

-¿Y comparativamente con España y otros países?

En Murcia comienza a extenderse la conciencia y el sentido práctico de que ciertos desafíos que cada uno de nosotros afronta son los mismos que afrontan los colegas y posiblemente se resuelvan antes y mejor aunando esfuerzos. Esto es algo que ya ha sucedido en otros polos de biotecnologías más avanzados ante la necesidad de contar con interlocución, con ciertos instrumentos y con un entorno de apoyo en distintos aspectos principalmente talento, capital, e infraestructura. Por destacar tan sólo dos iniciativas como Abiomur, la asociación que hemos creado empresas de biotecnologías agroalimentarias, de dispositivos médicos y biomedicina, y UCAM HiTech que está lanzando un programa de actividades y recursos que ya se reconoce en toda España. Me quedo con esta tendencia, confío que nos va a dar muy gratas sorpresas en los próximos años.

-¿Qué ha supuesto para ustedes trabajar con el respaldo del Parque Científico y el Instituto de Fomento de la Región?

Antes de nada, el INFO es uno de esos oasis donde como empresario te sientes escuchado y comprendido por la Administración Pública: la actitud de la dirección y de los profesionales es siempre de escucha y atención. Por añadidura, empresas como la nuestra deben superar una serie de transformaciones, a veces auténticas metamorfosis, hasta llegar al mercado. Tener un lugar de referencia propio y separado en el Parque donde establecer nuestros laboratorios para desarrollar nuestro dispositivo de estratificación Viva Sepscare™ era imprescindible. Este último año hemos logrado avances en microfluídica, reactivos y detección que en algún aspecto nos colocan a la vanguardia en desarrollo de ciertos tipos de soluciones para la industria farmacéutica y para uso clínico en nuestra área. Eso requería establecer un equipo y una cultura propia, por tanto, un espacio apropiado como este. Si me permites un comentario personal, encuentro el Parque Científico del INFO un lugar inspirador y grato para trabajar. Es esencial para el posicionamiento de Murcia en la biotecnología europea las obras actuales para ampliar espacio y dotación.

-Cree que existen los programas de ayudas públicas suficientes en nuestro país para los proyectos de investigación biomédica?

En primer lugar, el entorno reglamentario de la Unión Europea y de España no propician un uso óptimo y ágil de los apoyos financieros. Solucionaría esto incluso antes que las cifras. Debemos abordar sin apriorismos los obstáculos innecesarios a los investigadores, a su vocación y potencial empresarial, en general a la transferencia y explotación de los resultados de la excelente investigación que se hace en España, clínica y básica. Digo innecesarios en el sentido de que ni protegen la investigación, ni el interés público, ni al paciente.

En segundo lugar, multiplicaría las cifras de esas ayudas por 10, lo digo con esta claridad, y vehicularía una parte a través de fondos de capital riesgo para cubrir todo el espectro de etapas. Sólo así empezaríamos a acercarnos a las cifras que manejan nuestros competidores. Sobre el retorno de estas líneas no cabe duda y toda la evidencia apunta a una rentabilidad diferencial, muy elevada, tanto para la sociedad -en términos de empleo de calidad, de sofisticación y de competitividad económica- como para los inversores.

-Y ¿Cómo se comportan los inversores privados?

Nosotros fuimos muy afortunados de encontrar un grupo de excelentes inversores privados de Alicante, Elche, Orihuela y Murcia. Hemos sido sensatos en las valoraciones y premiado su compromiso abriendo una ventana de liquidez. Esto ha permitido a un número de ellos obtener rentabilidades muy altas. Pero si ampliamos la perspectiva, invito a todos -instituciones e inversores- a superar prejuicios que nos impidan ver oportunidades. Las instituciones de investigación y académicas deben crear de modo activista espacios e instrumentos de encuentro, como los centros tecnológicos. Los inversores privados deben atender al potencial inigualable de rentabilidad de un sector en crecimiento y que no es procíclico. Si necesitan ayuda para entender y gestionar mejor el perfil de riesgo diferente que presentamos, unos y otros nos tienen a su disposición a quienes ya estamos dentro.

-¿Se plantean nuevas rondas de financiación?

Sí, estamos en proceso de ampliación de capital con el objetivo de optimizar e integrar esos desarrollos de que hablaba antes en un dispositivo automatizado para estratificación de pacientes. Damos mucha importancia a abreviar los tiempos hasta el mercado.

-Volviendo a Viva in vitro, ya hemos comentado que usted y su equipo trabajan para reducir la mortalidad en las primeras 24 horas por las graves consecuencias de la septicemia. Su enfoque en la investigación y el desarrollo de tecnologías médicas innovadoras ¿ha contribuido significativamente a mejorar la atención médica y la seguridad de los pacientes?

Ya se han publicado casos en que las técnicas del Dr. Pelegrín han salvado vidas. Ahora, deseamos escalar esto. Para ello, Viva Sepscare™ de modo que sin ser un científico especialista en inflamasomas se pueda utilizar fácilmente por el personal clínico en cualquier hospital del mundo para establecer el estado del sistema inmune del paciente y comenzar las terapias y cuidados más apropiados a la situación de cada paciente de manera temprana. También para que se puedan utilizar nuestras técnicas por parte de las farmaceúticas en los procesos de reclutamiento de pacientes para ensayos clínicos de nuevas terapias de modo que se puedan desarrollar nuevos medicamentos en un número de enfermedades.

PHOTO-2024-04-23-11-36-06 (1)
Equipo de gestión: Pablo González Polanco, Dra. Verónica Cánovas, servidor, Dr. Pelegrín, Toni Vilaplana, Mari Carmen Baños. (Ingeniería Biomédica, Biología Molecular, presidente, Asesoría Científica, dirección, Gestión de Laboratorio).

-¿Cuál es el siguiente paso, el siguiente nivel hacia donde dirigen sus investigaciones?

Aparte de los desarrollos técnicos ya mencionados, es esencial ampliar las pruebas clínicas a todo tipo de sepsis. Estamos gestionando acuerdos con varios institutos de investigación biomédicas asociados a hospitales de prestigio en España.

- Usted ha dicho que su objetivo es disminuir las estancias en los hospitales y, por tanto, aminorar el sufrimiento. Y eso ¿qué beneficios reportan a la gestión médica y hospitalaria?

La sepsis mata más pacientes cada año que todos los cánceres juntos. Típicamente el paciente en shock séptico pasa a UCI demandando cuidados y tratamientos durante semanas. Conocemos a decenas de jefes de servicio de reanimación, de intensivos, de UCIs quirúrgicas y de urgencias que nos han pedido simplificar y hacer más seguro su trabajo con ellos. Directivos de grandes de hospitales y empresas de servicios médicos nos han reconocido que es una de las principales causas de gasto. Y a todos, a los gestores sanitarios, a los pacientes y sus familias, a nosotros desde luego y a más que a nadie al personal clínico nos mueve mejorar la sostenibilidad financiera y liberar recursos esenciales en el sistema, pero por encima de todo reducir la mortalidad.  

-Todo proceso de investigación debe culminar con su aplicación directa, pero antes hay una larga travesía burocrática. ¿Cómo son en este caso los trámites administrativos, la validación de test, obtener las patentes, licencias, etc.  ¿Es complicado?

Lo que hacemos en Viva es planificar los desafíos que nos encontraremos en los siguientes dos años y empezar a dimensionar y orientar los recursos para abordar cada línea de trabajo: una, la documentación del producto para su aprobación en la FDA (Estados Unidos), y en Europa; otra, la validación clínica; otra más, la certificación de la empresa como fabricante de dispositivos médicos, … Ya tenemos pre-seleccionadas las empresas que nos ayudarán en los siguientes pasos en aspectos regulatorios y, como ya mencioné, los hospitales para pruebas clínicas de concepto de las técnicas en varias indicaciones. Para más adelante aún, ya estamos cualificando proveedores de servicios para ensayos clínicos del dispositivo, hemos comenzado a sondear los actores principales de cara un futuro establecimiento en Estados Unidos a dos o tres años vista. ¿Es prolijo?, sí, en este caso con buena motivación, proteger al paciente. Requiere buenos expertos en cada área, pero si se tienen las ideas claras, y creo que ese es nuestro caso, no es complicado. Otra cosa son esos obstáculos innecesarios de que hablábamos, me refiero ahora a la situación insólita en Europa de auténtico atasco para conseguir la homologación y aprobación del dispositivo por no haber planificado bien la transición entre reglamentos. Nosotros ya estamos tomando medidas a ese respecto.

-¿Cómo ha reaccionado la industria farmacéutica a sus descubrimientos?

Con gran interés. Han iniciado contactos a los que damos seguimiento, informamos de avances y poco a poco iremos creando el caso de negocio apropiado al mix “política de la corporación / indicación clínica” de cada interlocutor. Son ciclos de venta muy largos; afortunadamente, ya tenemos experiencia en ello, conocemos las reglas de juego. Hemos puesto en marcha los procedimientos de protección de secreto empresarial, evaluaremos en el curso de este año la patentabilidad de algunos de los últimos progresos, y documentaremos bien de cara a oportunidades de cierto calado corporativo que con probabilidad se producirán en los próximos tres años. Ya estamos cualificando firmas de M&A de nuestra confianza, que nos puedan ayudar abriendo las puertas correctas. Ahora, lo esencial es no despistarse, seguir trabajando, ser muy discretos, muy profesionales en los aspectos de internacionalización y a partir del próximo semestre comenzar a trabajar de modo más sistemático este tipo de oportunidades en determinados foros internacionales especializados.

Joaquín Gómez (Viva In Vitro) 'Empresari@ del mes' de abril de Murcia Diario