lunes. 22.04.2024

La preocupación por el medio ambiente y la sostenibilidad del planeta también ha llegado a Fitur 2020. Ha aumentado el número de materiales sostenibles en la construcción de infraestructuras y recintos. Una línea de trabajo que se ha aplicado en el stand ecológico para Fitur 2020 planteado por el País Vasco y que ha puesto en pie la murciana Cartonlab por encargo del estudio de arquitectura bilbaíno Zorrozua.

 

El espacio tiene unas dimensiones considerables, 20 m de ancho por 35 m de largo, dividido en una zona de atención al público, otra de trabajo y reuniones e incluso un bar para disfrutar de la gastronomía local, tal y como explica la empresa.

 

Nada más entrar, en la zona de recepción, el visitante se encuentra con los tres volúmenes principales, denominadas 'rocas'. Se trata de tres grandes formas pétreas, muy vistosas, dos de ellas de 5 m de altura y una tercera de 6 m. Funcionan como almacenes recubiertos con un perímetro exterior decorativo facetado en cartón EB kraft.

 

Algunas partes del revestimiento muestran imágenes de lugares emblemáticos de Euskadi impresas sobre el material. La subestructura interna, también realizada en Cartonlab, se compone de listones de madera de 45 x 45 mm de grosor.

 

Debajo de cada roca hay un mostrador principal de atención al público. ‘Euskadi’, ‘The Basque Route’ y ‘Escapadas urbanas’ son los tres bloques que articulan la información, uno por mostrador. La parte decorativa frontal de los mismos está también inspirada en la orografía de los paisajes rocosos.

 

El perímetro que delimita el siempre apetecible bar combina paredes facetadas en cartón blanco impreso con otras lisas acabadas en kraft. Las impresiones muestran imágenes de platos típicos vascos y no solo se aplican en las paredes. También nos las encontramos sobre unos círculos de nido de abeja que, encajados entre sí, forman una especie de nubes que flotan sobre la cabeza de los comensales.

 

Este stand ecológico para Fitur destaca por sus volúmenes gracias a su dinámico diseño estructural con motivos troquelados creando distintos planos. Los rótulos corpóreos hacen su papel en este sentido. Nos encontramos así con tres carteles gigantes y uno retroiluminado con la leyenda ‘Euskadi Basque Country’ y el hashtag #Basquexperience que presiden el stand. Esa misma leyenda se reproduce en otros formatos por diversos puntos del espacio, que también presenta corpóreos en zonas como el bar.

 

La guinda la ponen las reproducciones escultóricas inspiradas en originales muy identificables. El Peine del viento de Chillida (San Sebastián), El Caminante de Eguizabal (Vitoria) o la barandilla y las farolas del paseo marítimo de San Sebastián son algunas de las reproducciones más llamativas realizadas para este proyecto.

 

En esta edición de la feria, Euskadi pretende mostrar como en un espacio geográfico relativamente pequeño se pueden realizar todo tipo de actividades  y encontrar una gran variedad de paisajes. Tal y como afirmaba su consejera de Turismo: ‘Euskadi no solo alberga miles de experiencias, es en sí misma una experiencia’ Entre las actividades programadas para este versátil stand, nos encontramos con presentaciones como la de ‘Turismo de compras responsable’, la nueva marca turística de Gipuzkoa, el enoturismo en Bilbao Bizkaia, la ‘Gran Ruta BH’; el ‘II Festival Marítimo de Pasaia’; Álava inclusiva y el turismo deportivo, las putxeras de Balmaseda y otras muchas.

La murciana Cartonlab monta el stand ecológico para Fitur del País Vasco