lunes. 15.04.2024

Miguel López Abad, como presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, lleva un año peleando y buscando soluciones para ayudar a cientos de empresas murcianas. Ahora bien, además de estar al frente de la entidad cameral, López Abad es el director general del grupo empresarial Global París, y ha tenido que asegurar la buena marcha de este holding de empresas dedicadas al medio ambiente y la economía circular.

 

En Global París, ¿cómo han afrontado las dificultades de la pandemia?

Este año nos ha tocado hacer un ejercicio de ‘interiorismo’, hemos tenido que mirarnos para adentro, revisarlo todo, el organigrama, los procesos, revisar costes y sobre todo ser muy eficientes. Y siempre que buscas, encuentras. En nuestro caso por supuesto que hemos encontrado algunos puntos que debíamos mejorar. En un año tan complejo es difícil hablar de éxito, pero aun así, y gracias a los cambios que hemos hecho, todas las empresas que componen el grupo han logrado ‘salvar los muebles’.

 

¿Han tenido momentos complicados?

Lo más duro ha sido tener que hacer ERTE y mandar a alguna gente a su casa, pero al final los resultados han sido buenos y hemos podido recuperar a los trabajadores. Como decía antes, no es un año de cantar victoria, pero al menos nos queda esa satisfacción.

 

¿Hoy su empresa es mejor de lo que era antes?

Destacaría el aspecto de la digitalización. Y el teletrabajo. Hace unos años nos parecía impensable, pero ahora lo hemos normalizado y tengo que decir que está funcionando muy bien y que nos está dando muy buenos resultados.

 

Por lo tanto, ¿puede decir que no hay mal que por bien no venga?

Un empresario que lo lleva en el ADN busca siempre aprender y mejorar, y en estas adversidades hemos debido tirar para adelante y aprender de las circunstancias, y ello nos ha traído la recompensa.

 

Después de este año tan difícil, el 2021 no acaba de ‘enseñar la cara’.

Nosotros ya nos estamos planteando rehacer nuestros presupuestos para este año. En un primer momento pensábamos que, con las vacunas, la situación sólo marcaría el primer trimestre… ahora ya estamos hablando del verano… Vemos la deuda del país crecer de manera descontrolada, la absoluta dependencia de los fondos que deben llegar desde Europa…. Lo cierto es que no vemos el futuro muy claro.

 

Sin embargo, no todos los sectores están reaccionando igual.

En nuestro sector, que está muy relacionado con el metal, buenas partes de las exportaciones son fuera de Europa, en concreto a China y otros países del entorno. Lo cierto es que en aquella zona la pandemia está prácticamente superada y las economías se están reactivando, por lo que la demanda de determinados materiales como el hierro está siendo creciente. China ya ha despertado y en ese sentido el año puede ser muy bueno.

 

La solidez y la trayectoria de una compañía con unos fuertes cimientos también son un factor.

En efecto. Si no estás previamente bien situado, todo es mucho más difícil. En nuestro caso, el grupo tiene una trayectoria de más de 40 años, cuando se abrió el Desguace París, y la experiencia en todo tipo de circunstancias nos ha permitido afrontar esta crisis con solidez y garantías de poder sacarlo adelante.

 

Hablando de solidez, la estabilidad financiera también se consigue con buenos partners desde las entidades bancarias. Por ejemplo, ustedes trabajan codo con codo con BBVA. ¿Qué les ha aportado este banco y cómo valora su relación?

En este último año el BBVA ha estado ahí, ha sido rápido y ágil, y en la parte de la digitalización, hemos observado en el BBVA esta transformación también. Ya lo venían haciendo, pero han sido muy agiles, y sólo podemos hablar bien de ellos. Ellos han estado siempre a nuestro lado y es muy de agradecer.

López Abad: "De la pandemia saldremos más eficientes y digitales"