viernes. 21.06.2024

i-DE, la distribuidora de Iberdrola, ha celebrado la XIX edición de sus encuentros del negocio de Redes, en la que ha reunido en diferentes jornadas a más de 180 empleados en la Región de Murcia. Esta nueva edición ha servido para poner en valor y hacer balance de la actividad desarrollada durante 2023, en el que la compañía ha mejorado la calidad de servicio que ofrece a sus clientes, con el mejor valor a cierre de año de la historia.

En las sesiones celebradas en Murcia y Cartagena la compañía ha compartido el análisis del contexto actual, las oportunidades y retos derivados de la transición energética: autoconsumo, comunidades energéticas, baterías o centros de procesamientos de datos, así como la importancia de la ciberseguridad y la innovación como el eje vertebrador de la actividad. 

El jefe de Zona de la Región, Guillermo Raga, ha instado durante las jornadas a reforzar la seguridad de las personas para minimizar el riesgo eléctrico y garantizar la protección, así como el cuidado del medioambiente.

La XIX edición del encuentro del negocio de Redes ha puesto el foco en la electrificación de la economía, necesaria para lograr la descarbonización, un proceso clave para el cambio climático. Las redes eléctricas son un elemento fundamental en la transición energética, integrando nuevos puntos de conexión tanto renovables como de recarga, siendo capaces de gestionar flujos de electricidad bidireccionales y adaptándose a las nuevas necesidades de todos los agentes.

La mejor calidad de suministro

La compañía ha mejorado la calidad de servicio que ofrece a sus clientes en la Región, con el mejor valor a cierre de año de la historia. En la Comunidad, i-DE gestiona cerca de 30.000 km de líneas eléctricas, cuenta con 9.700 centros de transformación en servicio y más de 70 subestaciones

En los últimos años, la compañía ha acometido un ambicioso plan de digitalización de sus redes eléctricas, donde ha convertido sus más de 900.000 contadores en la Comunidad y la infraestructura que los soporta, en inteligentes, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización. 

La digitalización de la red de distribución eléctrica va a permitir más información para implantar medidas adicionales de eficiencia y sostenibilidad energética, de forma comprometida con una acción climática ambiciosa y urgente. El despliegue de la red eléctrica inteligente permite dar respuesta a los nuevos modelos de uso de la red y ofrecer un mejor servicio al ciudadano.

Más de 180 empleados de i-DE (Iberdrola) en la Comunidad analizan el papel de las redes...