jueves. 18.07.2024

El año pasado, José Manuel Bar, secretario de Estado de Educación, anunció la creación del Plan de Digitalización y Competencias Digitales del Sistema Educativo, un proyecto con una partida de 1.200 millones de euros para los próximos años y que busca “garantizar y mejorar el aprendizaje digital público de calidad para todos”. Un objetivo en el que será fundamental el soporte que los últimos avances e innovaciones que la industria EdTech pueda aportar a los centros educativos del país.

Con el propósito de que el sistema educativo acelere su transformación digital, ODILO ha participado en BETT, el gran congreso mundial de tecnología educativa que se ha celebrado esta semana en Londres. En este evento ha dictado una serie de charlas en las que se han identificado, entre otros temas, los retos a los que se enfrenta el aprendizaje y cómo se pueden derribar estas barreras a partir de la educación digital:

- El acceso limitado a recursos educativos: actualmente resulta relevante que los colegios faciliten a sus estudiantes herramientas que vayan más allá del aula para promover el ‘lifelong learning’, que implica que la persona aprenda a lo largo de su vida y sin limitarse a los conocimientos adquiridos en el aula. Un reto que expone la necesidad de que dichos recursos se adapten a preferencias y necesidades, y que faciliten la creación de dichos hábitos. 

- Múltiples plataformas de contenido: muchas instituciones han destinado una buena parte de su presupuesto para contar con múltiples proveedores y plataformas de contenidos educativos. Sin embargo, para muchas de ellas los resultados conseguidos no alcanzan las expectativas mínimas esperadas. Esto se debe al problema que supone la hiper fragmentación de un mercado de soluciones educativas que, además, está muy desconectado. Una realidad que obliga a la mayor parte de los centros a ofrecer contenidos de aprendizaje limitados a unos pocos formatos de específicos proveedores educativos, con lo que solo cubren una pequeña parte de las necesidades e intereses de aprendizaje de los usuarios.

- Planes y servicios estandarizados: un tercer desafío es poner fin a la estandarización de los recursos, así como la creencia de que un mismo plan de aprendizaje puede servir por igual a todos los alumnos y centros educativos. Cada colegio y profesor tienen sus propios enfoques pedagógicos, al mismo tiempo que cada estudiante tiene unos intereses formativos determinados. Por ello, es necesario que las herramientas tecnológicas utilizadas en la educación se adapten al usuario para dotarlo de una experiencia personalizada basada en su nivel de aprendizaje y sus necesidades personales, así como los planes académicos de su centro y de sus docentes.

- Poca o nula visibilidad respecto a los resultados de aprendizaje: en última instancia, otro de los retos pendientes de abordar es poner a disposición de las instituciones métricas de uso que sean útiles a la hora de evaluar los resultados educativos del alumnado. Pese a la importante inversión que las instituciones han realizado por contar con plataformas de aprendizaje, hoy en día carecen de acceso a datos que permitan entender cómo y qué aprende cada estudiante y que permitan realizar un seguimiento de los avances realizados por el alumno.

Para hacer frente a estos retos, ODILO concibió los Ecosistemas de Aprendizaje Ilimitado que permiten a cualquier organización crear ecosistemas a medida de sus necesidades y de sus usuarios, poniendo a disposición el acceso a un total de 4 millones de recursos multiformato de más de 6.300 proveedores.

Estos Ecosistemas se adaptan a los usuarios, brindándoles la posibilidad de consumir contenido desde cualquier dispositivo, en cualquier formato, y sin restricciones. Además, las instituciones pueden desarrollar y personalizar todo tipo de experiencias y programas de aprendizaje, y poner a un clic de distancia los mejores contenidos educativos entre millones de opciones para adaptarse a las preferencias y necesidades de cada usuario. Se trata de la única plataforma que da a los educadores la opción de combinar todo tipo de materiales y poder utilizar contenido licenciado directamente en los learning pathways, cumpliendo con todas las garantías de seguridad, y generando procesos de aprendizaje totalmente integrados.

Además, mediante el uso de la Inteligencia Artificial, ODILO facilita la creación de rutas y de experiencias de aprendizaje únicas tanto para las organizaciones como para los usuarios, así como su único sistema de Business Intelligence que es capaz de medir todas las formas posibles de aprendizaje.

El servicio consultivo de los Unlimited Learning Coaches es muy valorado, pues brindan servicios profesionales y guían en la creación de los planes y experiencias de aprendizaje, cubren la estrategia completa desde marcar objetivos hasta medir y optimizar el uso de los ecosistemas, además de llevar a cabo acciones de dinamización y de crecimiento de la plataforma, entre ellas, acciones de marketing o de comunicación para potenciar la utilización y los resultados de los usuarios. 

Cada uno de sus 8.500 clientes dispone de una plataforma única que ha sido diseñada específicamente en función de sus propios requerimientos. 

Odilo participa en el gran congreso mundial de tecnología educativa de Londres