viernes. 19.07.2024

OHLA se ha adjudicado, en una Unión Temporal de Empresas (UTE), el último tramo del Corredor Mediterráneo de alta velocidad entre Murcia y Almería por un importe superior a los 270 millones de euros.

Este proyecto abarca la integración del ferrocarril en Lorca y la ejecución de la plataforma, con una longitud de 3,2 kilómetros, así como la nueva estación de tren soterrada, según ha explicado el grupo controlado por los hermanos mexicanos Amodio.

En concreto, el tramo adjudicado conecta en su inicio con Totana-Lorca y en su final con el tramo posterior Lorca-Pulpí.

Los trabajos se localizan en el propio trazado de la actual plataforma ferroviaria de la línea entre Murcia Mercancías y Águilas y suponen la realización de dos actuaciones principales.

La primera de ellas es el soterramiento de la actual plataforma ferroviaria, la mayor parte en falso túnel, y que permitirá pasar bajo el Río Guadalentín y de las ramblas de Las Chatas y La Señorita.

La segunda actuación está centrada en la nueva estación de Lorca Sutullena.

En virtud del contrato, se ampliará el actual edificio de viajeros para dar acceso a las vías soterradas y se construirá una nueva estación soterrada incluyendo las dos vías generales más una vía de apartado y tres andenes.

Según señaló recientemente el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, las licitaciones en este corredor ferroviario rondan los 6.159 millones y se espera que de cara a 2030 las inversiones acumuladas en el Corredor Mediterráneo asciendan a 11.000 millones.

OHLA tiene una experiencia de más de 30 años en actuaciones de alta velocidad.

En la actualidad acomete el proyecto de construcción de la nueva estación de viajeros de tren de Irún, así como trabajos en las líneas de alta velocidad Palencia-Santander, Madrid-Extremadura Frontera Portuguesa; Zaragoza-Pamplona; Vitoria-Bilbao-San Sebastián o en la línea Madrid-Sevilla.

OHLA se adjudica el último tramo del Corredor Mediterráneo entre Murcia y Almería por...