viernes. 21.06.2024

Repsol registró un beneficio neto de 969 millones de euros entre enero y marzo, un 13% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, ante la fuerte caída de la cotización del gas Henry Hub, referencia para el mercado estadounidense y la energética, y el impacto del gravamen extraordinario.

El resultado ajustado, que mide específicamente el funcionamiento de los negocios, fue de 1.267 millones de euros, lo que supone un 33% menos que los 1.891 millones obtenidos un año antes, según ha informado la multinacional española este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A tenor del documento remitido al mercado, su resultado bruto de explotación o ebitda retrocedió un 20,5%, hasta los 2.143 millones de euros, mientras que el ebitda CSS, descontada la variación en el valor de las existencias y extraordinarios, cayó un 30%, a 2.144 millones.

Las cuentas incluyen el impacto del primero de los dos tramos del gravamen temporal y extraordinario del 1,2% sobre la actividad no regulada en España de las grandes energéticas en 2023, pagadero este año, por el que la compañía ha abonado en febrero 168 millones de euros; la otra mitad la afrontará el próximo septiembre. En 2023, el grupo pagó 443 millones de euros en virtud de las operaciones realizadas en 2022.

En este primer trimestre, Repsol invirtió 2.129 millones de euros, en línea con la actualización de su plan estratégico, en virtud de la cual prevé destinar entre 16.000 y 19.000 millones de euros netos entre 2024 y 2027: un 60% dedicado a la Península Ibérica y más de un 35% a proyectos bajos en carbono.

De acuerdo con los datos de la energética, la inversión en generación renovable, que ascendió a 1.180 millones de euros, sumó más de la mitad del total desembolsado entre enero y marzo.

En estos primeros meses de 2024, el entorno internacional ha estado caracterizado por las tensiones derivadas de los conflictos en el Mar Rojo y entre Israel y Palestina, que han tenido su reflejo en los precios del crudo Brent, de referencia en Europa, que crecieron un 2,5% en términos interanuales.

Por el contrario, la cotización media del gas Henry Hub se desplomó un 32,4% debido al descenso de la demanda por temperaturas más templadas en Estados Unidos, que contrastó con una producción alta y menores exportaciones desde este país.

Por negocios

En este escenario, el área de Exploración y Producción tuvo un resultado ajustado de 442 millones de euros, un 6,8% inferior al del mismo periodo de 2023, por los menores precios de realización del gas, una mayor amortización, mayores costes de exploración y producción, la desinversión de todos los activos productivos en Canadá y la depreciación del dólar frente al euro.

En Industrial, se contrajo casi un 43%, hasta los 731 millones de euros, por los menores resultados en los negocios de Refino, Trading y Mayorista y Trading de Gas.

Mientras que en Generación baja en Carbono, el resultado ajustado fue de -6 millones de euros, frente a los 34 millones en positivo del primer trimestre del año pasado, por unos menores precios en renovables y menores márgenes y volúmenes en los ciclos combinados. En Corporación y otros, el resultado ajustado mejoró hasta los -56 millones de euros.

Prevé duplicar su base de clientes a 2027

En Cliente, el resultado ajustado fue de 156 millones de euros, un 10,3% menos, por la evolución en Movilidad y GLP, que fue parcialmente compensada por un mayor rendimiento en Lubricantes y Aviación y Comercialización de Electricidad y Gas.

Tal como explica Repsol en una nota de prensa, este negocio realizará inversiones superiores a los 2.000 millones de euros entre 2024-2027 para reforzar el liderazgo en los negocios principales y crecer en los de mayor futuro.

La compañía prevé duplicar su base de clientes de electricidad y gas, hasta los cuatro millones en 2027, y reforzar su posición en el mercado de la comercialización eléctrica, donde ya es el cuarto operador.

Lo hará a través del desarrollo de su base de clientes de Repsol E&G España y Portugal, la incorporación de Gana y CHC y el desarrollo de un canal físico de comercialización.

Actualmente suma más de 2,3 millones de clientes de electricidad y 8,3 millones de clientes digitales, la mayoría de los cuales son usuarios de su aplicación de pago Waylet.

Política de dividendo

La deuda neta al cierre del primer trimestre se situó en 3.901 millones de euros, frente a los 2.096 millones del cierre de 2023, ante las mayores inversiones y el incremento temporal del fondo de maniobra, y la liquidez alcanzó los 10.332 millones, 2,85 veces los vencimientos de deuda bruta a corto plazo.

En materia de dividendo, Repsol distribuyó el pasado 11 de enero 0,4 euros brutos por acción, y en marzo comenzó un programa de recompra de un máximo de 35 millones de acciones con el objetivo de amortizar 40 millones.

El consejo de administración ha propuesto para aprobación de la próxima Junta General una reducción de capital de 40 millones de acciones, que se espera sea ejecutada antes del fin de julio de este año, mediante la amortización de acciones propias.

Repsol registró un beneficio de 969 M€ entre enero y marzo