jueves. 01.12.2022

El Grupo Baraka, afincado en Murcia, y liderado por el empresario de Orihuela, Trinitario Casanova, tiene intención de levantar un nuevo hotel en Valdebebas, la zona norte de Madrid. Lo hará, según publica el diario La Información, en una parcela de 38.000 metros cuadrados situada muy cerca de la Ciudad Deportiva del Real Madrid y del acceso a la T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

 

El hotel se levantaría en la nueva zona economico-financiera de la capital de España. El proyecto está pensado para dar servicio a los numerosos negocios que se ubicarán en la nueva expansión de Madrid. Un hotel al que se le unirían oficinas de alquiler.

 

Casanova y su empresa siguen hiperactivos en sus negocios inmobiliarios. Si recientemente Murciadiario adelantaba la venta de la Casa Cerdá de Murcia, el empresario ha comprado recientemente un antiguo cine en Alicante, el Cine Ideal, para convertirlo en un hotel. Según el portal inmobiliario Idealista, la operación está tasada en unos seis millones de euros. El plan del grupo Baraka tras esta adquisición es poner en marcha un hotel de casi un centenar de habitaciones con una inversión de entre 8 M€ y 10 M€. Todavía se desconoce qué cadena gestionará el establecimiento.

 

Curiosamente esta zona de Madrid de moda se encuentra en el mismo punto de mira de otro empresario de la región, Tomás Olivo, que quiere construir el mayor complejo de estas características en unos terrenos ubicados también en Valdebebas.


Olivo, que ya es una de las mayores fortunas del país y que fijó su cuartel general en Marbella ha entrado en la puja de estos tenneros, aunque, según publica Voz Pópuli su oferta se ha quedado muy por debajo de los 200 millones de euros en los que está tasada la parcela de 145.790 metros cuadrados de edificabilidad para espacio comercial.


El murciano se encuentra actualmente inmerso también en culminar su Plan Rambla de Cartagena -ya ha empezado las obras del vial central que une la calle Soldado Rosique con el entorno del antiguo centro comercial Eroski y el Palacio de Deportes.- que le permitirá construir 1.700 viviendas con una inversión que ronda los 300 millones de euros y que llevaba paralizado décadas.

Trinitario Casanova quiere construir un hotel junto al aeropuerto de Barajas
Comentarios