martes. 27.09.2022
EMPRESAS

Vidal Golosinas crea tendencia en el sector de la confitería de azúcar

Desde hace décadas, la compañía murciana influye y revoluciona mundialmente la industria con una apuesta puntera en I+D+i

La compañía de golosinas cuenta con un potente departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación, que invierte en la creación de productos pioneros y revolucionarios. Vidal Golosinas lleva en su ADN la fortaleza de la innovación bien impresa.

 

Desde su fundación, en 1963, crean tendencia y son identificados como sinónimo de calidad en el sector de la confitería de azúcar. Algunos de los productos más reconocibles del mercado tienen su origen en los laboratorios de la compañía murciana. Por ello, fabricantes de todo el mundo imitan las referencias creadas en sus instalaciones y las han incorporado entre los imprescindibles de sus catálogos.

 

Vidal destina gran parte de sus esfuerzos a los procesos productivos de su amplia gama de referencias. En la compañía son conscientes de la importancia de la innovación constante y de lo que ello supone. De tal manera, señalan: “Desarrollamos nuevos productos para satisfacer la demanda del mercado. Somos pioneros, somos referentes en el sector. Nuestro Departamento de I+D+i es uno de nuestros pilares más sólidos y estables”. La compañía mantiene así los más altos estándares de calidad en sus referencias y es por ello por lo que sus productos son imitados por todo el mundo. Estos son algunos de los ejemplos más destacados.

 

Dentaduras. A finales de los años 70 Vidal lanzó sus famosas dentaduras al mercado. Este producto de espuma (foam) de varios colores se convirtió en una de las referencias que más llama la atención a todos los públicos.

Ladrillos. En Vidal fueron pioneros en producir golosinas de regaliz en continuo en la década de los 70. Más tarde, crearon los Ladrillos de regaliz, una invención que fue patentada y es uno de los comestibles favoritos de los

paladares más golosos.

 

Soft Fruit. Con sabores frutales, son unos deliciosos caramelos blandos envueltos individualmente. Este comestible tuvo su origen en 1987, y para la compañía es todo un clásico en su catálogo, siendo el primer producto de esta categoría en el mercado.

 

Melones. Han acompañado desde la infancia a muchos consumidores y nacieron en el año 1977 en sus instalaciones. Una réplica en miniatura de un melón con su aroma característico y un relleno pica o líquido.

 

Fresones con nata. Es un referente de las golosinas de Vidal y forma parte de la marca Rellenolas, que supuso una innovación revolucionaria mundial al convertirse en los primeros caramelos rellenos del mercado en 1998.

 

Diablillos Picantes. Esta golosina diseñada con un alto detalle representando la cara de un diablo combina el sabor dulce con un punto picante. Este producto fue ideado y fabricado en Vidal en 2008.

 

Footballs. Es el primer chicle grageado que es una réplica realista de un balón de fútbol y fue creado en Vidal en 2013. A este formato de chicles también se unen los Smash y Basketballs, dos productos que representan el diseño exacto de las pelotas de tenis y de baloncesto.

 

Vidal Golosinas crea tendencia en el sector de la confitería de azúcar
Comentarios