miércoles. 27.09.2023

El pasado 24 de mayo la Comisión Europea adoptó un paquete sobre inversión minorista que da prioridad a los intereses de los consumidores en esta materia. Se trata de capacitar a los inversores minoristas para que tomen decisiones de inversión que se ajusten a sus necesidades y preferencias, garantizando que reciban un trato justo y con la protección debida. Esto reforzará la confianza de los inversores minoristas a la hora de invertir de forma segura en su futuro y aprovechar plenamente la Unión de los Mercados de Capitales de la UE. 

Uno de los tres objetivos fundamentales del Plan de Acción para la Unión de los Mercados de Capitales de 2020 de la Comisión era hacer de la UE un lugar aún más seguro para que los ciudadanos invirtieran a largo plazo. El paquete de medidas presentado hoy tiene por objeto alcanzar ese objetivo y fomentar la participación en los mercados de capitales de la UE, que tradicionalmente ha sido más baja que en otras regiones, por ejemplo, los Estados Unidos, a pesar de que los europeos tienen tasas de ahorro muy altas.  Impulsar la Unión de los Mercados de Capitales es también una manera esencial de canalizar la financiación privada hacia nuestra economía y sufragar las transiciones ecológica y digital. 

El paquete presentado incluye medidas ambiciosas y de amplio alcance para mejorar la protección de los inversores minoristas. Estas medidas abordan varios aspectos importantes, como la divulgación de información, la transparencia de costos, el rendimiento de las inversiones, los conflictos de intereses, la protección contra la mercadotecnia engañosa y la cualificación de los asesores financieros. 

En cuanto a la divulgación de información, se busca facilitar a los inversores minoristas información normalizada y pertinente sobre productos y servicios de inversión, adaptando las normas de divulgación a la era digital y a las preferencias de sostenibilidad. 

Para aumentar la transparencia y comparabilidad de los costos, se exigirá el uso de una presentación y terminología normalizadas, asegurando así que los productos de inversión brinden un rendimiento real a los inversores minoristas. 

Se garantizará que todos los clientes minoristas reciban al menos una vez al año información clara sobre el rendimiento de sus inversiones. 

En relación a los conflictos de intereses en la distribución de productos de inversión, se prohibirán los incentivos para las ventas "exclusivamente de ejecución" y se velará por el asesoramiento financiero en los mejores intereses de los inversores. También se establecerán salvaguardias y transparencia más estricta en los casos en que los incentivos aún estén permitidos. 

Se implementarán medidas para proteger a los inversores minoristas de la publicidad engañosa, asegurando que los intermediarios financieros sean responsables de su comunicación publicitaria, incluso en redes sociales o cuando remuneren a terceros. 

Se mantendrá un alto nivel de cualificaciones profesionales entre los asesores financieros y se fomentará la preparación financiera de los ciudadanos a través de medidas nacionales. 

Se buscará reducir las cargas administrativas y mejorar la accesibilidad de productos y servicios para inversores minoristas experimentados, ajustando los criterios para convertirse en inversores profesionales. 

Se intensificará la cooperación en materia de supervisión para garantizar la aplicación adecuada y eficaz de las normas en toda la Unión Europea y combatir el fraude y las prácticas abusivas. 

En resumen, el paquete propuesto aborda múltiples aspectos de la trayectoria de inversión de los consumidores, abarcando desde la divulgación de información hasta la cualificación de los asesores financieros. Las medidas propuestas modifican varias directivas y reglamentos existentes relacionados con los mercados financieros y la distribución de seguros. 

La Comisión propone nuevas normas para proteger y capacitar a los inversores minoristas...