lunes. 28.11.2022
FESTIVALES

Galardones para “defender el Festival con orgullo y sin complejos”

La Agenda Cultural acoge la entrega de distinciones a nombres estrechamente vinculados al Cante de las Minas, así como un paseo por la historia del Antiguo Mercado Público a cargo del cronista oficial, Gonzalo Wandosell

El Salón de Actos de la Casa del Piñón siguió cumpliendo una de sus principales funciones durante estos días: acoger la entrega de distinciones a personas estrechamente vinculadas con el Festival Internacional del Cante de las Minas desde sus inicios. En esta ocasión fue el ‘Carburo de Oro’ al cantaor y miembro del jurado del Festival y de sus pruebas selectivas, Francisco Severo Pérez, quien dedicó emocionado este premio a sus padres: “Ellos siempre me han llevado y traído cuando era más chico a donde hiciera falta”, recordaba echando la vista atrás 18 años y trayendo al presente nombres que por aquel entonces le abrieron las puertas. Entre ellos destacó a Antonio Muñoz, guitarrista oficial del Festival y ‘Bordón Minero’, alguien que ha sido “un antes y un después” en su carrera. “Yo sin ti, Antonio, no hubiera conseguido lo que he conseguido y siempre te estaré agradecido”, confesaba.

En esta tarde especial, el saetero quiso reivindicar que “debemos sentirnos orgullosos del Festival y defenderlo sin complejos” y “que nunca se utilice el Festival como un arma para derribar a un contrario, porque a lo que derriba es el Festival”. “El Festival es de todo el mundo, no tiene color, porque es de toda La Unión y somos la envidia de todo el mundo por tenerlo”, secundaba el presidente de la Fundación Cante de las Minas, Pedro López, poniendo en alza la necesidad de “personas que quieran el Festival y lo sientan como Paco”. El agradecimiento por su tierra lo plasmó el cantaor entonando unos versos: “En La Unión he nacío’ / yo soy hijo de esta tierra / En La Unión yo he nacío’ / me he criao’ en la Sierra Minera / donde me gusta vivir / y donde morirme yo quisiera”.

Un cura abierto al mundo

Otra de esas personas vinculadas al festival durante décadas y que lo defienden allí donde van como si fuera suyo es Antonio Bermejo Hurtado, conocido como ‘el cura obrero’ de Vistalegre, que desde que vino por primera vez en1967 se ha mantenido fiel al flamenco y los cantes mineros. Se mostró agradecido a La Unión por este reconocimiento y recordó que es “un cura abierto al mundo y a la sociedad sin mirar ninguna condición”, ya que siempre ha mirado “a las personas, al ser humano”, y que su parroquia y su casa “están abiertas a todos”. Más allá de su fidelidad al Festival, Pedro López destacó que “lo humano y lo divino va con él unido al flamenco”. “Es una figura importante a destacar, con un corazón inmenso, de los que existen pocos, que ha hecho lo posible para que el flamenco y la cultura también sea importante en Vistalegre”, destacó el presidente de la Fundación Cante de las Minas, quien le recordó que con esta distinción “ya forma parte de la historia de este Festival”. Bermejo aprovechó para invitar a “seguir la fiesta” – refiriéndose al Festival- “hasta que el cuerpo aguante”.

Un paseo por la historia del Mercado Público

La penúltima jornada de la 61 edición del Festival Internacional del Cante de las Minas también hizo un repaso a la historia del Antiguo Mercado Público de La Unión en una conferencia del cronista oficial del municipio, Gonzalo Wandosell, en la que desentrañó el origen de la ‘Catedral del Cante’, cuál es la razón por la que el Antiguo Mercado Público está situado donde está y quién lo hizo.

En un principio, tal y como mostró con planos, estuvo ubicada en la calle Hernán Cortés; más tarde se trasladó hasta donde está el Monumento al Minero y, finalmente, llegó hasta donde está hoy en día. Más allá de este cambio de ubicación, el cronista ahondó en la historia que hay detrás de la construcción de este edificio, por qué duró tanto este proceso y la historia detrás de nombres como Antonio Soler Rodríguez. Wandosell tenía pendiente desde 2020 esta conferencia, pausada a raíz de la pandemia, y para la que ha recurrido a diferentes fuentes de documentación, como el libro sobre el Mercado Público que escribió el anterior cronista Paco Ródenas, gran variedad de artículos escritos en la prensa de la época sobre el edificio, actas capitulares del Ayuntamiento entre 1860 y 1940 y actas notariales del Archivo General de Murcia.

Vínculos mineros

La Comarca Andorra Sierra de Arcos ha creado un pequeño enclave flamenco en Teruel. De hecho, es una de las primeras zonas en contratar cada año, desde hace 15, al ganador o ganadora de la ansiada ‘Lámpara Minera’. Además, en esta edición se ha estrenado como sede de las pruebas selectivas del Festival, lo que le ha valido, en conjunto, el galardón ‘Pencho Cros’ a la Difusión del Flamenco. “Nos une la migración de gente del Sur que nos llevaron hasta allí la cultura flamenca y los cantes mineros”, afirmaba la presidenta de la Comarca, Marta Sancho, quien agradeció a la Asociación Cultural Pozo de San Juan haber hecho posible el mantenimiento de su museo minero y las actividades en torno al mismo. Siguiendo con esta labor, Pedro López les animó a “conservar sus raíces y enseñar a las nuevas generaciones cómo se trabajaba”, para no olvidar “el orgullo de haber trabajado en las minas”. “Nos une el folclore y ese flamenco tan bonito que habla de la mina, del sufrimiento”, añadió.

Tras la entrega de reconocimientos, se disputó la tercera semifinal en la ‘Catedral del Cante’, que volvió a abrir con la instrumentación, en este caso con el fagot del cordobés Rubén Jiménez Urbano por taranta y bulería, y el violín del granaíno Ángel Bocanegra Ocón por levantica y bulería. En toque se escuchó a Carmelo Picón Camacho (Huelva) por taranta y alegría, a Daniel Mejía Carcaño (Sevilla) por taranta y soleá, y a Blas Martínez González (Murcia) por taranta y seguiriya. En el baile se disfrutó del taranto y la soleá del sevillano David Romero Cardoso, y del taranto y la alegría de la malagueña Irene Lozano Ruiz. Por último, en cante José León Márquez (Sevilla) cantó por minera, cartagenera, malagueña y seguiriya; Lucía Beltrán Sedano (Huelva), por minera, levantica, malagueña y toná; Esther Merino Pilo (Badajoz) por minera, taranta, cartagenera y soleá; José Plantón Heredia (Madrid) por malagueña y seguiriya, y José Olmo Carrasco (Sevilla) por minera, cartagenera, soleá y seguiriya. Tras esto se dio a conocer el fallo del jurado.

La LXI edición del Festival Internacional del Cante de las Minas llega a su fin

El Festival Internacional del Cante de las Minas llega a su fin con la celebración de la gran final de los concursos de cante, guitarra, baile e instrumentista. Previamente, el Salón de Actos de la Casa del Piñón acogerá la clausura de la agenda cultural. A las 19:30 dará comienzo el documental acerca del proceso de creación de la escenografía del Festival, producido por la Fundación Cante de las Minas. Tras ello, tendrá lugar la presentación del libro ‘Breve crónica personal de las primeras once ediciones del Festival Nacional del Cante de las Minas’, realizado por el ‘padre’ del Festival, Esteban Bernal Velasco, y que será presentado por Blanca del Rey.

Para finalizar, se hará entrega de los últimos reconocimientos de esta edición a Esteban Bernal Aguirre, galardón ‘Asensio Sáez’ por su contribución artística al Festival. Por su parte, Ignacio Pérez Péramo recibirá el ‘Carburo Minero’ por su apoyo y trabajo constante e incondicional por el certamen flamenco más importante del mundo. Por último, el Festival Flamenco ‘Manuel Ávila’ recibirá el ‘Pencho Cros’ a la difusión musical debido a su difusión del flamenco en su 50ª edición.

Galardones para “defender el Festival con orgullo y sin complejos”
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad