lunes. 24.06.2024

 

La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae) ha publicado recientemente su Informe anual 2016 sobre Formación en las Empresas y la Región de Murcia no sale muy bien parada.

 

En consonancia con la tendencia general de toda España, la Región de Murcia sufre en los últimos años un descenso en el número de empresas formadoras, así como en la tasa de cobertura, que mide el porcentaje de empresas formadoras frente al total de la región.

 

 

En 2016 se registró una caída de casi 3.000 empresas, junto con una pérdida de casi 7 enteros en la tasa de ocupación.

 

Con todo, estas cifras son mejores en comparación con el resto de España, que presenta una tasa de cobertura nacional del 22,7%, con comunidades destacables por debajo de la murciana, como la Comunidad de Madrid (24,7%) o Cataluña (20,8%).

 

Es en la tasa de cobertura de los participantes, que mide el porcentaje de trabajadores formados sobre el total de trabajadores, en donde las diferencias se presentan más abultadas en contra de la Región de Murcia, con un 25,7% frente a otras como la Comunidad de Madrid (40,5%) o Cataluña (34,3%).

 

Estos resultados han sido duramente criticados por el sindicato CCOO, colaborador en Fundae, denunciando que solo una cuarta parte de las empresas ofrecen formación a sus trabajadores, y atribuyendo el problema a que gran parte de los recursos para la formación bonificada lo gestionan entidades organizadoras que ofrecen cursos generalistas online que no son del interés de las empresas.

 

Le preguntamos a Juan José Campillo, director de TEKAMS Mentoring School, sobre su visión sobre el sector de la formación en la Región de Murcia.

 

¿Por qué las empresas no utilizan los créditos a la formación?

Hay que distinguir entre las empresas grandes y las pymes o micropymes. Las primeras suelen aprovechar muy bien estos fondos porque tienen personal dedicado a ello y pueden crear sus propios formatos formativos personalizados. Sin embargo las empresas pequeñas no encuentran tiempo para buscar una buena oferta formativa y se tienen que contentar con los cursos que les ofrecen las entidades organizadoras que no siempre se ajustan a sus necesidades, por lo que en muchos casos renuncian a sus créditos.

 

¿Qué se puede hacer para evitarlo?

En primer lugar, concienciarse de que la formación es vital para el desarrollo de las empresas, sobre todo en las pymes. Las grandes empresas no pueden competir en cercanía y flexibilidad con las pymes, pero si éstas no se implican en la formación continua de sus trabajadores, terminarán perdiendo competitividad. Y en segundo lugar, buscar formación de calidad que se ajuste a las necesidades de cada empresa. Afortunadamente, no toda la oferta consiste en cursos obsoletos online, sino que están surgiendo nuevas empresas como Tekams que apuestan por la formación de calidad con un enfoque eminentemente práctico.

 

¿Qué áreas son más susceptibles de formación?

Cada empresa conoce sus carencias o las áreas estratégicas que desea potenciar, pero en general se puede hablar de tres grandes disciplinas que son fundamentales para cualquier empresa: los idiomas, ya sea para la internacionalización de las empresas o para la captación de nuevos mercados; la informática, fundamental para que los trabajadores sigan el ritmo de la transformación digital; y por supuesto, la gestión comercial, imprescindible en unos mercados cada vez más competitivos en los que el cliente se ha convertido en el centro de la actividad de cualquier empresa.

 

¿Qué recomendarías a las empresas?

Que se tomen un tiempo para analizar las carencias formativas de su personal y que busquen las empresas formadoras que puedan impulsar sus negocios.  Cualquier empresa tiene reconocidos como mínimo 420€, así que las empresas deberían aprovechar los créditos disponibles antes de fin de año, dado que si no los utilizan los pierden. No obstante, no se trata de gastar por gastar, sino de hacerlo en formación de calidad que de verdad haga crecer sus empresas.

 

Juan José Campillo es el director del Programa de Capacitación Comercial TEKAMS, un curso 360 de gestión comercial, desde la planificación hasta la fidelización, pasando por las técnicas comerciales más novedosas como PNL o DISC, que los alumnos ejercitan en sus talleres prácticos.

Murcia desperdicia cada vez más créditos gratuitos para la formación