lunes. 04.03.2024

32 alumnos de un programa para jóvenes desempleados del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) han participado en la construcción del Centro Social Municipal de Altorreal (Molina de Segura), alternando durante doce meses formación teórica con los trabajos realizados en la construcción de este nuevo espacio inaugurado hoy.

La iniciativa, que ha contado con una subvención del SEF de 462.500 euros, ha brindado a estos jóvenes la oportunidad de obtener un certificado de profesionalidad y formarse en cuatro especialidades vinculadas al sector de la construcción: ‘Operaciones auxiliares de albañilería de fábricas y cubiertas’, ‘Operaciones de fontanería y calefacción-climatización doméstica’, ‘Instalación de muebles’ y ‘Soldadura con electrodo revestido y Tig’.

En concreto, han realizado trabajos como el cerramiento perimetral con fábrica de ladrillo, las divisiones interiores, solados y alicatados, instalación de fontanería, saneamiento y montaje de aparatos sanitarios, instalación fotovoltaica, puertas, carpintería metálica o el tratamiento de la parcela. 

Estos alumnos-trabajadores forman parte de un programa para jóvenes inscritos en Garantía Juvenil, que ofrece el Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), y que ha desarrollado el ayuntamiento de Molina de Segura.   

La directora del SEF, Marisa López, que asistió a la inauguración del centro, junto con el alcalde de Molina de Segura, Eliseo García, subrayó que “el objetivo principal de iniciativas como ésta es facilitar que los jóvenes tengan más oportunidades de empleo, brindándoles formación ajustada a la realidad laboral en los sectores que están demandando mano de obra como es el de la construcción”.  

El nuevo Centro Social de Altorreal, construido con la colaboración de alumnos del SEF