lunes. 15.08.2022
PATROCINADO

¿Cuál es el Máster más estudiado por profesionales, directivos y empresarios?

Quizá no haya valor más alto para cualquier trabajador que el nivel de su formación.

La formación es el punto diferenciador que nos permite acceder a mejores empleos, tener mayores posibilidades de proyección y desarrollar una carrera más exitosa.
/images/07_2022/4539_phpfpmogp62c80bba45551.jpg

 

El mundo empresarial no deja de evolucionar y de cambiar, buena prueba de ello y según se pudo apreciar en los últimos dos años, es que aquellos que decidieron apostar por una mejor formación, tuvieron la capacidad de reinventarse y sacar el mayor provecho ante una situación bastante compleja e incierta.

 

Los profesionales cualificados, directivos y empresarios, inmersos en una vida ajetreada y enfocados en elevar sus propios niveles de productividad y de sus empleados, olvidan a menudo un área crítica como es la capacitación continua. Afortunadamente, muchas empresas y sus dirigentes dedican tiempo y recursos al desarrollo de una carrera profesional, tanto de las personas que lideran la organización como del resto de trabajadores.

 

Para este fin, un programa esencial para mejorar la gestión de las empresas es el Executive MBA. Este Máster en Dirección y Administración de Empresas está enfocado en el desarrollo de trabajadores cualificados con experiencia laboral. Es uno de los mejor considerados y juega un papel muy importante en el mantenimiento de los conocimientos actualizados para adaptarse a un mundo en el que los cambios se suceden de manera vertiginosa.

 

El plan de estudios de un EMBA (Executive MBA) se centra en una formación directiva que es la clave para mantenerse al día, preparados y desarrollar una actitud dinámica para establecer las medidas necesarias que implican la revolución tecnológica y las nuevas formas de trabajo en las empresas. Según el equipo que coordina el EMBA en Escuela de Negocios Cámara de Valencia “un profesional que decide estudiar este programa implica apostar por uno mismo, sus posibilidades de crecer y adquirir la formación de más alto nivel que necesita para abrir las puertas a nuevas oportunidades y marcar una diferencia en su carrera”.

 

¿Por qué estudiar un EMBA?

En primer lugar, porque ya no podemos garantizar una carrera de éxito o mantener un puesto de trabajo con unos simples estudios universitarios. Al ritmo que se transforma la sociedad, la economía y las organizaciones, los conocimientos adquiridos en el pasado, probablemente están desfasados. La formación nos facilita la diferenciación, llegar donde otros no lo hacen y adquirir una serie de conocimientos, habilidades y destrezas muy útiles para el desempeño eficaz de nuestra carrera profesional.

 

Conviene tener en cuenta que un EMBA se planea con el objetivo de dotar a los que lo cursan de nuevas habilidades. Tal y como hemos visto, el mundo de los negocios no deja de cambiar, nuevas formas impulsadas por la digitalización requieren de nuevas habilidades y de personas dispuestas a aportar una visión diferenciada e innovadora. Para ello, hay que estar al tanto de todo lo que ocurre, saber identificar las necesidades de la sociedad así como los nuevos modelos de negocio y, lo más importante, saber llevarlos a cabo.

 

Sin embargo, dado que el tiempo es un recurso valioso, es comprensible que directivos, empresarios, gerentes, y profesionales en general apuesten por un EMBA porque además de ofrecer una formación estructurada y especializada, es posible completarla a tiempo parcial. Los horarios de las clases de un MBA se programan en sesiones fuera de la agenda laboral, que suelen ser habitualmente por las tardes y en fines de semana.

 

Otro de los motivos por los que un Executive MBA es el máster preferido entre los cargos con alta responsabilidad en una empresa, es que el perfil de los candidatos son hombres y mujeres con una de edad que supera los 30 años y con un mínimo de 3 años de experiencia laboral. Esto significa que los participantes se benefician de las vivencias e ideas de los compañeros, además de añadir valor al aprendizaje por el conjunto diverso de habilidades y experiencias que se concentran en las aulas a lo largo del curso académico.

 

Según argumentan desde la coordinación de diversos EMBAs consultados, incluido el programa de la Cámara de Valencia, las razones más convincentes para estudiar un Executive MBA son:

 

Enseñanzas para un futuro cambiante

 

Los contenidos del temario están plenamente actualizados y recogen todas las tendencias novedosas en cuanto a los diferentes modelos de negocio. Del mismo modo, la experiencia profesional de un número importante de personas ha hecho posible que los programas académicos de esta formación sean de muy alto nivel. De esa forma, posibilitan nuevas maneras de afrontar los retos del futuro y ayudan a dar respuesta a las exigencias de quienes están haciendo de los negocios un escenario totalmente nuevo y cada vez más competitivo.

 

Este curso se plantea siempre con un enfoque totalmente práctico, con casos reales que permiten al alumnado asimilar rápidamente los contenidos y profundizar en la comprensión de lo que hacen las empresas más exitosas en el día a día. Este enfoque práctico permite comenzar a desarrollar nuevas habilidades en los modelos de negocio y comprender las diferentes áreas funcionales de administración de un negocio. El objetivo de la mayoría de los estudiantes al estudiar un Executive MBA es conectar la teoría con la práctica, llenar los vacíos de conocimiento y saber cómo enfrentar los problemas con los que tienen que lidiar los líderes empresariales de hoy.

 

Añadir valor al curriculum y a la empresa sin poner en pausa la actividad laboral

 

Adquirir formación y desarrollar nuevas competencias sin interrumpir la carrera profesional es una de las características que ofrece un EMBA. Aunque el ritmo de aprendizaje es intensivo y los participantes deben tener habilidades como la gestión del tiempo y la capacidad d organización, no hay duda de que los beneficios que se obtienen superan a los sacrificios. Además, uno de los principales beneficios que toma especial relevancia para los alumnos de un EMBA es poder aplicar lo que se aprende de forma inmediata en su puesto de trabajo. De este modo, la empresa recibe un valor inmediato que se transforma en la mejora de procesos, aumento de la productividad, mayor competitividad, ahorro en costes, mayor rentabilidad, beneficios fiscales, etc.

 

Construcción de una red profesional con diversos perfiles

 

Por un lado, la selección del profesorado en un EMBA se lleva a cabo de manera rigurosa, eligiendo profesionales de ámbitos diversos que sean especialistas en sus áreas. Por otro lado, las personas que estudian este máster pertenecen a diversos ámbitos industriales que a su vez poseen habilidades y experiencias profesionales que comparten en el aula. Esto permie que todos los participantes se beneficien mutuamente de distintas perspectivas y experiencias como consecuencia de la naturaleza multicultural y multisectorial, ya que el aprendizaje viene dado de la interacción entre compañeros de clase y profesores.

 

Mejorar la posición profesional o dar un giro en la carrera

 

Las personas que quieren dar un paso importante en su carrera o cambiar de empresa, industria o función, un EMBA es la formación más optima. A través de las nuevas habilidades y el aprendizaje práctico, es el impulso ideal para iniciar una nueva ruta en la trayectoria profesional. De la misma manera, esos nuevos conocimientos y experiencias representan para los empresarios un escenario propicio para iniciar nuevos proyectos de inversión, consolidar los existentes o ampliar la presencia en el mercado.

 

Pero, sea cual sea el objetivo del estudiante, un EMBA siempre será un programa de estudios centrado en desarrollar y perfeccionar las habilidades directivas, independientemente de la empresa y sector al que pertenezcan.

 

¿Cuál es el Máster más estudiado por profesionales, directivos y empresarios?
Comentarios