jueves. 02.02.2023
ANÁLISIS

Elecciones: Murcia Diario analiza las debilidades y retos de la Región que deben asumir los partidos políticos (Parte II: la cruda realidad)

La Región de Murcia es uno de los potenciales polos de desarrollo económico del levante español, sin embargo, determinadas debilidades merman su crecimiento económico, cuyo modelo necesita una profunda transformación. Murcia Diario confronta los retos pendientes de la Región a cuatro meses de las elecciones autonómicas. Hoy, la cruda realidad, nuestras vulnerabilidades. 
3631_211102sectoragro
La estructura productiva de la Región está protagonizada por el sector agrario. (Archivo)

El próximo mes de mayo los ciudadanos de la Región de Murcia tienen una cita con las urnas. Las elecciones autonómicas y municipales confrontarán la gestión de los gobiernos y los partidos políticos ante los problemas reales e históricos de los ciudadanos. Por ello, Murcia Diario quiere analizar la situación actual de nuestra comunidad y poner encima de la mesa cuáles son los deberes de nuestros políticos de cara al mes de mayo

Si este miércoles nos deteníamos en el aislamiento en materia de infraestructuras, hoy en esta segunda entrega analizamos las debilidades de nuestra economía. Una dura radiografía de la situación actual en la Región de Murcia.

La estructura productiva de la Región está protagonizada por el sector agrario y el consecuente proceso de transformación y preparado de los productos. Es decir, básicamente ‘tenemos todos los huevos en la misma cesta’. A ello hay que unir otras actividades auxiliares y complementarias imprescindibles para el desarrollo de los diferentes procesos tanto en la fase agrícola como en la industrial.

Le sigue el papel que juega el resto de la actividad industrial y la energía, que sustentan la economía murciana, y secundados por un sector servicios en el que el turismo requiere de un impulso para la reconversión del sector, tal y como se plantea en el propio Plan Estratégico de Turismo Región de Murcia 2022-2032. Pero es fundamental continuar con la progresiva modernización y especialización inteligente que está experimentando el sistema productivo de la región.

La propia administración regional reconoce sus debilidades en el Plan Estratégico 2022-2027 presentado recientemente y cuya radiografía no es nada alentadora.

Existe un estancamiento demográfico, con retroceso poblacional, unido a la falta de sostenibilidad socioeconómica en las comarcas interiores.

También tenemos un elevado desempleo, unido a la falta de absorción del capital humano cualificado por el sistema productivo. A ello le podemos sumar la sobre cualificación de muchos ocupados en sus puestos de trabajo (salarios inferiores a la cualificación), un bajo aprovechamiento del capital humano en las empresas.

Nuestro paro es elevado en la larga duración, también juvenil y de población extranjera. La Región goza de una precariedad laboral, especialmente acusada en jóvenes y mujeres. Con salarios bajos en ocupados no cualificados.

En materia social tenemos un importante abandono escolar temprano y pocos instrumentos para garantizar la autonomía personal y el acceso igualitario al mercado de trabajo.

 Se ha constatado también la ineficacia de las políticas de lucha contra la desigualdad y la exclusión social, así como la ineficacia de las políticas activas de inserción de parados de larga duración, jóvenes y mujeres.

Existen insuficientes recursos financieros para atender a las necesidades de la población, también en el sistema sanitario. Existen ámbitos con elevados niveles de desigualdad social, riesgo de pobreza y exclusión.

En cuanto a la vivienda, no se puede ignorar la dificultad de acceso a la vivienda de colectivos con renta insuficiente y jóvenes en general.

La Administración también reconoce cierta complejidad, cuya normativa dificulta la competitividad. Hay, en definitiva, un bajo nivel de cumplimiento de normas e Insuficientes mecanismos de evaluación y revisión de las políticas. A lo que debemos añadir un agravamiento de la crisis institucional.

En materia económica existe una baja productividad general de la estructura productiva, con escasa presencia de estrategias de diferenciación de producto y  escasa presencia de empresas de base tecnológica.

2022093017145765855

Se ha detectado una insuficiente presencia de empresas medianas y grandes con papel tractor, especialmente en sectores básicos como el turismo y la agroindustria (con algunas excepciones).

También un bajo nivel de articulación del tejido empresarial e insuficiente penetración de la digitalización, lo que quiere decir una baja dedicación de recursos a I+D+i, además de una incapacidad para la retención de talento. Los expertos afirman, explica el documento del Plan Estratégico, que se detecta una carencia de suficientes profesionales para atender a las necesidades de crecimiento y desarrollo de las empresas más avanzadas en tecnología y digitalización.

La productividad condiciona el nivel de salarios de una economía, de ahí que en la Región de Murcia sean por lo general bajos, 14,3 euros de media por hora trabajada, algo más elevados en los servicios y en la industria que en la construcción (en torno a la media en los dos primeros sectores y algo más de 12 euros en el tercero).

Esto provoca que los salarios en las empresas murcianas sean inferiores, un 11,5% menos en 2020 en promedio por hora trabajada, situación que ocurre en todos los sectores productivos, mucho más en la industria que en la construcción y más aún que en los servicios.

El problema del bajo nivel salarial en la Región repercute negativamente en los niveles de bienestar de la población y en una menor demanda de consumo de bienes y servicios.

La menor productividad del tejido productivo murciano influye negativamente en la capacidad de competir en los mercados y, por ende, en la competitividad de la Región, que es de las más bajas de las regiones españolas, la número 12 en 2020 según el Índice de Competitividad Regional (ICREG) del Consejo General de Economistas de España, solo por delante de Castilla – La Mancha, Islas Baleares, Canarias, Andalucía y Extremadura.

Turismo

El modelo turístico se sustenta en el sol y playa y en el desarrollo inmobiliario asociado al veraneo de turistas nacionales, lo que lleva aparejado una serie de condicionantes derivados de su elevada estacionalidad y de su escasa demanda de servicios turísticos especializados, dado el escaso peso del turismo hotelero y del turista internacional en la Región. En la actualidad, la Región cuenta con algo más de 20 mil plazas hoteleras. En general, la oferta de alojamiento de la Región de Murcia se caracteriza por el predominio de modalidades con escasa prestación de servicios (apartamentos, camping y viviendas de uso turístico) y viviendas de segunda residencia. En definitiva, el importante desarrollo inmobiliario ha condicionado totalmente el modelo turístico de la Región.

Educación

En el tercer trimestre de 2021 el nivel educativo de la Región Murcia mostraba unos valores inferiores a la media española. El porcentaje de analfabetos en la comunidad autónoma es del 2,6% frente al 1,3% de España.

La educación superior en la Región de Murcia es de 27,4%, mientras que de España es del 32,2%. La tasa de abandono escolar alcanzó en la Región un 18,7% frente al 17,3% de la media nacional (año 2019). Es la cuarta tasa más elevada de abandono escolar de toda España (solo por detrás de Ceuta, Islas Baleares y Melilla).

El porcentaje de población que realiza cursos de formación en la comunidad en el año 2019 supera a la media nacional (el 12,2% de la población entre 25 y 64 años participa en cursos de formación, frente al 10,6% de España).

Agua

La Región de Murcia presenta graves problemas hídricos y la futura disponibilidad de este recurso cada vez es más incierta, poniendo en jaque a la población y a su modelo productivo. Tal es así que, según el INE (2018) la Región de Murcia es la 2ª comunidad autónoma con el mayor coste unitario del agua (2,57 €/m3 ), tan solo por detrás de Cataluña (2,67 €/m3 ), y es que la Región de Murcia es la comunidad autónoma que tiene más superficie de regadío en relación con su extensión geográfica (15,88%).

Estos son algunos de los datos más sangrantes que podemos extraer de la situación actual de la Región y el panorama que se encontrarán los partidos políticos el próximo mes de mayo. Ellos son los que tienen en su mano, poner soluciones reales a las vulnerabilidades y debilidades de nuestra comunidad. Son los responsables de dar respuesta a los ciudadanos.

Elecciones: Murcia Diario analiza las debilidades y retos de la Región que deben asumir...
Comentarios