martes. 16.04.2024

Las Mesas del Agua de Murcia, Alicante y Almería y organizaciones agrarias, sindicales y exportadoras de estas tres provincias se han sumado a las alegaciones al Plan Hidrológico del Tajo por parte del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats).

 

En un comunicado, el Scrats ha señalado que el acto de adhesión a estas objeciones, principalmente basadas en el incremento previsto del caudal ecológico, ha tenido lugar este miércoles tras la celebración de la asamblea general, celebrada en la Cámara de Comercio de Murcia.

 

Además de las mesas del agua de las tres provincias del sureste peninsular, integradas por el tejido socioeconómico de Alicante, Almería y Murcia, han apoyado las alegaciones Asaja Murcia y Alicante, Apoexpa, Fecoam, UPA Murcia, COAG, Feral, Proexport y Agrupal, así como la patronal murciana CROEM y del transporte FROET, y sindicatos, como CC.OO. Murcia o UGT Almería.

 

Estas adhesiones demuestran, según el presidente del Scrats, Lucas Jiménez, que la sociedad civil del Levante está "unida" para lanzar el mensaje de que el plan hidrológico del Tajo, tal y como se aprobó inicialmente, no puede llevarse a cabo.

 

Para Jiménez, aumentar el caudal ecológico del río Tajo hasta lo 8,6 metros cúbicos por segundo en 2027 a su paso pro Aranjuez significaría una drástica reducción de caudales a derivar por el Trasvase Tajo-Segura y, por tanto, "un futuro muy difícil para el Levante agrícola".

 

Las alegaciones presentadas por los regantes del acueducto al nuevo ciclo de planificación hidrológica en el Tajo se articulan sobre dos ejes principales.

 

Por un lado, plantea que esta planificación debe contemplar las demandas del sistema hidráulico Tajo-Segura y analizar el impacto ambiental, social y económico que causarían en las mismas los caudales ecológicos propuestos. Por otro, el Scrats sostiene que los caudales ecológicos propuestos para el eje del Tajo no están bien calculados.

 

De acuerdo con la Instrucción de Planificación Hidrológica y determinando el caudal necesario para garantizar el 50% del hábitat potencial útil (HPU), el caudal ecológico del Tajo en Aranjuez es inferior a 6 m³/s, bajando a 3,45 m³/s si se calculara para garantizar el 30% del HPU, según los regantes.

 

Para este sindicato, sus alegaciones constatan que la planificación adoptada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico no tiene los criterios técnicos "válidos que avalen su conveniencia".

 

"Será un golpe muy duro para los 80.000 regantes que se nutren del Trasvase Tajo-Segura si se consuman los planes del Ministerio, que solo están motivados por razones políticas", ha concluido Jiménez antes de recordar que la aportación del Levante agrícola al PIB nacional supera los 3.013 millones de euros, dando empleo a más de 106.000 personas. 

El tejido económico del sureste se suma a las alegaciones contra plan del Tajo