jueves. 20.06.2024

La consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, en manos de la vicepresidenta Isabel Franco, ha sacado adelante un decreto aprobado por el Consejo de Gobierno por el que destina 6.121.349 euros para ayudar a las familias a hacer frente a situaciones sociales extraordinarias derivadas de Covid-19.

 

Se trata de subvenciones a todas las entidades locales a través de los Servicios Sociales de Atención Primaria de ayuntamientos y mancomunidades. El objetivo es reforzar las prestaciones sociales con una dotación económica que permite prestar mayor atención a familias numerosas, monoparentales, niños y mayores.

 

En concreto, se financiarán proyectos y contrataciones laborales necesarias para desarrollar prestaciones como el refuerzo de los servicios de proximidad de carácter domiciliario para garantizar los cuidados, el apoyo, la vinculación al entorno, la seguridad y la alimentación, especialmente los dirigidos a personas mayores, con discapacidad o en situación de dependencia.

 

También se incrementará y reforzará el funcionamiento de los dispositivos de teleasistencia domiciliaria, y se garantizarán ingresos suficientes a las familias para asegurar la cobertura de sus necesidades básicas, ya sean de urgencia o de inserción. Esto les permitirá, por ejemplo, comprar alimentos y medicinas y pagar recibos de agua y luz.

 

Se incluye, asimismo, el refuerzo de los servicios de respiro a personas cuidadoras y medidas de conciliación para aquellas familias (especialmente monomarentales y monoparentales) que cuenten con bajos ingresos y necesiten acudir a su centro de trabajo o salir de su domicilio por razones justificadas y urgentes.

 

Las corporaciones municipales podrán destinar parte de la dotación a contratar a 74 profesionales de apoyo y gestión de prestaciones básicas para cubrir bajas laborales o rebajar la sobrecarga de las plantillas, lo que posibilitará atender a más de 155.000 personas.

 

En la distribución de la cuantía se ha primado a los municipios con más menores de edad y personas mayores, teniendo en cuenta, además, la dispersión geográfica. Los municipios más pequeños son los que más dinero por habitante recibirán, ya que suelen ser los más envejecidos.

 

Esta dotación forma parte del Fondo de Contingencia para comunidades autónomas, que prevé un suplemento de crédito estatal con un total de 300 millones, de los que 9.284.806 euros han correspondido a la Región, que ha asignado 6,1 millones a proyectos de entidades locales.

 

El resto se ha destinado a financiar el confinamiento de personas sin hogar durante el estado de alarma; ampliar el servicio de Teleasistencia a 500 personas más en situación de dependencia desde el 16 de marzo y a habilitar teléfonos gratuitos para atender a las familias y mayores de las residencias. También a la prórroga de la Renta Básica de Inserción a unas 500 personas más, a razón de 150.000 euros al mes.

La CARM destina 6,1 millones para ayudar a las familias a combatir los efectos de la...